Versión original, de Antón Castro

0
70

Lecturas, 3                                                                         Versión original, de Antón Castro

VERSIÓN ORIGINAL, de Antón Castro


VERSIÓN ORIGINAL,
de Antón Castro 

Ediciones de la Isla de Siltolá, Sevilla, 2012, 179 p.

La prolija personalidad literaria de Antón Castro ha estado siempre iluminada por la poesía. Desde su primera obra narrativa (‘Los pasajeros del estío’, que editó Olifante en sus ‘Ediciones de Prosa’ en 1990) podía percibirse en sus palabras un aliento lírico que se fue confirmando a lo largo de toda su producción.

Los excelentes poetas Manuel Vilas y Ángel Guinda ya lo anunciaban en sus respectivos comentarios: “La prosa narrativa de Antón Castro … se hace perfume y flor de la poesía. Los personajes de estos cuentos… recuperan la dimensión de su pasado, y moran en esa invención impúdicamente poética que es el pueblo de Camarena, bajo la cúpula dorada del viento del Javalambre.” Y seguía:

“En Los pasajeros del estío hallará el lector el amoroso labio del poeta en prosa, enamorado en la noche de su vida, auscultando la hermosura radiante de sus alegóricos pasajeros esparcidos en la tiniebla de sus horas antiguas, buscando los fragmentos ardidos de sus conversaciones perdidas”.

“Los pasajeros del estío viajan por el entendimiento y la sensibilidad del lector con un lenguaje dúctil, suave pero resistente, sugeridor de un halo de música que se ve más que se oye, de manera que su presencia multiplica el poder de la evocación pansensual: visual, auditiva, táctil, gustativa y aromática”, comentaba a su vez Ángel Guinda.

La obra de Antón Castro es básicamente poética, ya se refiera al arte, a la música, a los deportes, a la biografía y a tantas otras especialidades de las que sorprendentemente hace gala; más bien diría que hace humildad, porque nunca puede hallarse en él la ostentación vana.

La publicación de VERSIÓN ORIGINAL consolida a este humanista –casi renacentista– como un poeta consumado, de exquisita percepción y afinada expresividad. Cada una de las partes de la obra que reúne sus alientos líricos explícitos en los últimos años –algunos ya publicados anteriormente–, es una ocasión para el resplandor de la inteligencia y el latido del corazón. Podemos decir que ahora es un poeta manifiesto, que no usa la pantalla translúcida donde se protegía, en cierto modo, al contar las historias de Patricio Julve, del general Cabrera, de héroes anónimos, de marinos disueltos en la niebla, de niños solitarios abrazados por la bruma o de seres imposibles… que con tanta maestría ha ido dotando de realidad a lo largo de su trayectoria. También los músicos, los cineastas y algunos notables escritores aragoneses han recibido los honores de su prosa siempre poética, de su prosa que es una simbiosis de melodía, imagen y erudición.

Ahora, en VERSIÓN ORIGINAL, desnuda su alma lírica y nos asombra aún más con su capacidad de observación y esa enorme facultad de traducir la belleza a las palabras, de trasladar la emoción al papel –o a la pantalla: véase su blog–, el objetivo más noble de toda literatura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here