Karma

Coraje

Coraje para afrontar los retos que te pone la vida.

Escribo sobre una cosa que creo ya comenté una vez: el miedo de la gente a afrontar sus problemas, esconderse, y pensar que ya pasará. Es una forma de vivir intentando esquivar los problemas,  vivir una vida fácil  ¿y cuántos hay que lo intentan y al final se enredan en tantas cosas que ya solo el intentar esquivar los problemas también les crea un problema?

Hablemos de coraje. Tendemos a asociar esta palabra con la gente valiente y luchadora, tanto en el sentido físico como en el día a día. No necesariamente se tiene que ser valiente para actuar con coraje, hay que saber ocultar tus miedos y afrontar las situaciones.

Esto del coraje a mí particularmente me toca parte sensibles de mi ser por culpa del pasado. Tuve coraje, como tantos otros, para romper una situación y no continuar por el camio equivocado, pero lo que me duele es que hoy en día, con coraje hay pocos, mucho hablar de lo que harían, pero se queda en eso, en lo que harían… Muchos…

Ahora que estoy bien lo percibo todos los días. Es triste que tengas que empujar a la gente como los pájaros para que empiecen a volar. Quiero decir con esa metáfora, empujarles a afrontar situaciones de la vida, problemas con el banco, el trabajo, el vecino, política, etc. En fin, el día a día.

¡Es tan fácil criticar! Pero a la hora de la verdad te has quedado solo. Como saben que tú no retrocedes, si no que avanzas y tienes el coraje suficiente, te ves sólo afrontando algún tipo de contrariedad.

Podría escribir sobre este tema y llenar folios, por la labor que hago, donde constantemente hay que tener coraje. Primero, para intentar voltear tu vida y luego el coraje para continuar luchando y luego, al terminar, es donde tenemos que apretar los dientes y entrar en la ruleta de esta sociedad, de la que saliste mal herido y a la que vuelves para luchar y luchar, con todos esos carroñeros que se aprovechan de las debilidades de muchos, de su falta de coraje y caen entre sus manos, sociedad absurda creada entorno a un consumismo brutal y machacándonos con la búsqueda de la felicidad inmediata, donde unos pocos se salen del camino y con coraje vuelven a entrar, pero esta vez caminando en sentido contrario, en el correcto, en el que vale el ser humano como tal, en donde desarrollas una espiritualidad sana sean cuales sean tus creencias, donde respetas para ser respetado, donde valoras para que te valoren y sobre todo que vean que eres un ser humano que afronta la vida con coraje y decisión, tanto en los éxitos como en los fracasos.

Así es la vida y como tal hay que afrontarla “CON CORAJE”.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario