Cultura

Entrevista a Agusti Pericay: el comic del encuentro de mundos.

Agusti Pericay lleva ya algunos años dedicando su tiempo y sus afanes al mundo del cómic. Recientemente publicaba en Bubok la primera entrega de 27 Yahoree – Quimeras, una historia en la que nos encontraremos a otra raza coexistente con la humana poblando nuestra atmósfera, presa también de luchas internas de poder, distribución de cuotas de ese poder entre familias (algunas concomitancias con la mafia podrían encontrarse si abstraemos)… No obstante son muy diferentes de los humanos pues su estado es mucho más gaseoso y cuando “poseen” otros cuerpos, bien un animal, bien una persona, adquieren poderes mentales y físicos extraordinarios que los vuelven sumamente poderosos.
El protagonista tiene un mensaje de mestizaje y tolerancia a muchos niveles.
El librepensador: Agusti, ¿qué te llevó a inventar una nueva raza que cohabita con los seres humanos? ¿No éramos ya bastante complicados por nosotros mismos?
Agustí Pericay: ¿Inventar una nueva raza? Si nos paramos a pensar un momento, continuamente están apareciendo nuevas especies de animales desconocidas para todos los científicos, que se afanan en catalogarlas y clasificarlas, ¿quién nos dice que todas las historias de fantasmas y apariciones espectrales no son producto de la locura, sino la interacción con nosotros de una especie que desconocemos?
El: ¿Piensas en un determinado público cuando dibujas?
AP: Tengo que reconocerlo, inicialmente, 27 Yahoree, nació de la necesidad de plasmar sobre papel todas mis paranoias auto-eróticas. Poco después descubrí que mis fantasías no se diferencian mucho de las de la mayoría de la gente gay.
El: La historia, pelea entre una raza (los Yahoree) o una especie y sus distintas familias, y su “ocultación” de los humanos, resulta muy similar a los tira y afloja de poder de la mafia tal y como nos la han presentado en las películas. ¿Alguna inspiración no confesada?
AP: Soy un gran consumidor de cine y literatura, sobretodo ficción, mentiría si no reconociera la influencia argumental de todos los géneros de intriga.
El: Los Yahoree se “ocultan” de los humanos, ocupan sus cuerpos o los de sus mascotas para ganar poder pero también para no hacerse evidentes a los ojos de la Humanidad. ¿Esa ocultación tiene algo que ver con la existencia silenciosa del mundo homosexual durante muchos años?
AP: No me lo había planteado así, aunque podría ser un buen enfoque psicológico, creo que los Yahoree se ocultan porque la experiencia les ha demostrado que consiguen mejor sus objetivos en un segundo plano influyendo a los protagonistas de la historia, más que siendo ellos mismos los protagonistas.
El: La historia y sus dibujos son muy eróticos y explícitos, lejos de las suavidades o los desnudos velados del manga japonés YAOI. ¿Es valentía, es provocación? ¿Por qué mostrar los sexos y el acto del sexo? ¿Qué buscas con ello?

AP: Desde mi adolescencia siempre he entendido el sexo y el erotismo como una algo limpio, natural y explicito. Todos tenemos sexo, está ahí, creo que es una pérdida de tiempo el acongojarnos con ideas que nos hacen embrutecer o asustarnos de algo que es lo más natural del mundo: el sexo.
El: Has decidido autoeditarte, como cada vez más autores, a través de una empresa como Bubok. ¿Por qué? ¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes?
AP: Cuando acabe de dibujar la historia tuve un momento de reflexión: no sabía si quería que todo el mundo la viera o simplemente guardarla como un tesoro personal.

Todo cambio cuando un día en el transcurso de una cena y después de varios chupitos de orujo de hierbas me decidí a enseñárselo a mis amigos, les encanto, y me animaron a publicarla.  

Inicialmente envié copias del original a diferentes editoriales, la respuesta cuando la había siempre era la misma: nos gusta mucho su obra, pero no se adecúa a nuestro perfil editorial.

En otra cena uno de mis amigos me sugirió que probara la autoedición y me hablo de bubok y decidí probar.

La ventaja es que puedes ver tu obra publicada a un precio asequible y que a nivel de e-book estás en los catálogos de muchas librerías, el inconveniente es que como no tengas de manera “mágica” un volumen de ventas muy elevado nadie se preocupa de la distribución ni de la promoción de tu obra.
El: ¿Qué autores de cómic resultan de referencia para ti? ¿A quién te vuelves para inspirarte?
AP: Todos los clásicos de comic europeo de los últimos 30 años, en especial Eleuteri Serpieri, Milo Manara, Moebius, Juan Gimenez, Richard Corben( aunque sea americano) y últimamente he descubierto a un dibujante japonés que me gusta mucho que se llama Gengoroh Tagame ( si os gusta el sexo gay explícito + un buen argumento os encantará).
El: El blanco y negro es un clásico entre los dibujantes, ¿hay algún motivo especial para haber escogido esta forma de dibujo?
AP: Comodidad, para realizar una página en blanco y negro tardo entre 1 y 2 días. Hacerlo en color me implicaría dedicarle una semana a cada página como mínimo.
El: Tú eres también el autor de la historia, del “guion”. ¿Tienes experiencia compartiendo el trabajo con otros compañeros, dividiendo las tareas del dibujo y el texto?
AP: Siempre he dibujado mis propias historias, nunca me he planteado dibujar historias de otras personas… Miento, en este momento trabajo en un proyecto de recuperación histórica en el municipio de Palafrugell, y aunque las historias no son mías, el guion final sí que lo desarrollo yo.

El: La historia, puede decirse, evita, sin embargo, excesos de sangre o vísceras (aunque sí hay luchas y “bajas”) a diferencia de otras líneas de cómic o incluso de cine. ¿Ha sido intencionado o ha surgido así?
AP: No soy partidario de las escenas en plan gore (sangre e higadillos) aunque tengo que reconocer que la sangre me encanta (incluso en eso prefiero que la sangre corra a que salpique). Espérate a leer la segunda parte y veras.
El: A pesar de las luchas de poder, se puede decir que no falta humor en el cómic y el amigo del protagonista usa bastante de un toque drag, aunque no vista como tal sino como mujer en algunas ocasiones.
AP: El personaje de Angus creo que recopila todos los clichés atribuidos al mundo dragg. Personalmente creo que es un pobre chico sin demasiados estudios que solo busca la forma de llamar la atención del resto del mundo, aunque para ello decida vestirse (penosamente a veces) de mujer.
El: Los personajes masculinos son, en general, bellos, delineados, suaves pero firmes, con grandes miembros… ¿una idealización del mundo? ¿Una forma de llegar a un público mayor?
AP:” Esto… A mí los chicos me gustan así, y ya que yo hacia el casting… Me alegra que además de a mi les gusten a muchísima más gente.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario