La televisión e Internet

0
52

Desde que se inventó la televisión, a principios del siglo pasado, hasta mediados de los años noventa este aparato había gozado de mucha popularidad, pero cuando llegó Internet a nuestras vidas, en esos mismos años, le hizo perder audiencia y esa tendencia se mantiene hasta el día de hoy. Y continúa.
Simultáneamente, mientras desciende su audiencia, la televisión está perdiendo calidad de contenidos. Cada vez son más los programas de reallity show y los que se dedican a hurgar en la vida de los famosos o en lo peor de nuestra sociedad. Los programas culturales brillan por su ausencia, excepto en algún canal estatal o en los canales de pago.

Sin embargo, la televisión, según mi parecer, sigue manteniendo un prestigio superior al de Internet, por el momento. Por ejemplo, si queremos contrastar una información obtenida de Internet acudimos a la televisión para verificarla. No es que no confiemos en Internet, pero la televisión es, en última instancia, la fuente que, pese a su actual decadencia, tiene más prestigio que Internet. Esto ha sido posible, evidentemente, porque se lo ha ganado en base a décadas brindándonos información.

Otro tema importante es que la televisión, no sólo con contenidos acorde a nuestros tiempos, ha evolucionado físicamente. Prueba de ello es que ahora contamos con aparatos que emiten imágenes en alta definición, sonido e, incluso, en 3D. Los avances en este tema van de la mano con los avances de la tecnología. Por ahora, la incorporación de Internet a la televisión es escasa, pero en el futuro creo que será posible tener las dos cosas en un mismo aparato. La televisión no podría prescindir de esta herramienta tan importante en la actualidad. Creo que su existencia dependerá de ello en el futuro.

Quizá las nuevas generaciones de jóvenes no conocen la importancia que tuvo la televisión en la vida de las familias o individualmente, porque vivimos en la era de Internet, de la masiva información, de los videojuegos, de los móviles y de otros dispositivos de alta tecnología. Sin embargo, la televisión fue, aunque parezca increíble, un miembro más de las familias hasta no hace más de veinte años. Que haya perdido calidad de contenidos es ya otro asunto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here