Ciencia

Una nueva estrategia busca controlar la replicación del VIH

Investigadores estadounidenses y brasileños desarrollaron una nueva técnica para estimular la producción de linfocitos T CD8, responsables de eliminar virus y otros patógenos, anunciaron en un estudio en Nature (30 de septiembre).

Para el estudio sobre VIH se usó una variante de la vacuna contra la fiebre amarilla (Gutemberg Brito/IOC).

La técnica, probada con éxito en monos, emplea una variante de la vacuna de la fiebre amarilla, desarrollada por el Instituto Oswaldo Cruz/Fiocruz, para transportar al organismo compuestos inductores de los linfocitos T CD8.

Si bien los linfocitos T CD8 están en el organismo, en uno de cada 300 portadores de VIH —los llamados controladores de elite— estos funcionan de forma más efectiva, capturando y eliminando los linfocitos CD4, que al ser infectados son usados por el VIH para su replicación.

El objetivo de la nueva vacuna es estimular el sistema inmunológico, de modo que actúe como un controlador de elite.

Mauricio Martins, coautor del artículo, dijo a SciDev.Net que una vacuna a partir de este enfoque tendría ventajas respecto al que busca estimular la producción de anticuerpos para combatir el VIH.

“La diversidad abrumadora de secuencias de proteínas de la envoltura del VIH ha frustrado los intentos por encontrar una vacuna eficaz. Una ventaja de la vacuna enfocada en linfocitos T es la capacidad de alcanzar las regiones internas del virus, que están más conservadas entre las diferentes cepas virales”, explica Martins.

“Además, los estudios de eficacia en primates no humanos han demostrado que esta vacuna puede controlar la replicación viral tanto en la fase aguda como en la crónica de la infección”, dijo.

Mariane Stefani, profesora del Instituto de Patología Tropical y Salud Pública de la Universidad Federal de Goiás, señaló que hasta ahora los estudios enfocados en el desarrollo de una vacuna han encontrado obstáculos asociados con la complejidad de la respuesta inmune frente a varios subtipos del VIH que pueden infectar a los humanos.

La importancia de este nuevo enfoque, dice Stefani, es que amplía el conocimiento sobre la respuesta inmune y su comportamiento frente a la infección por VIH.

“Entender, por ejemplo, cómo los controladores de elite logran contener naturalmente la replicación del virus, permitirá saber cuáles son los objetivos ideales para que una vacuna sea realmente eficaz”, dijo Stefani a SciDev.Net.

Agregó que la participación de brasileños en este tipo de investigación puede favorecer el desarrollo de estudios adaptados a la realidad del país, el que además tiene capacidad técnica para producir medicamentos y vacunas a gran escala.

Pese al avance, el coordinador de la investigación, David Watkins, es cauteloso sobre la creación de una vacuna para humanos.

“Hace 30 años que se busca una vacuna para el Sida. Se trata de un virus con altísima variabilidad genética, por lo tanto es como tratar de dar en un blanco en movimiento”, dijo en un comunicado de prensa.

Enlace al resumen del artículo en Nature

REFERENCIAS

Nature (2012) doi:10.1038/nature11443

Luís Amorim / SciDev.Net

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario