Cultura

Almanaque 2013 de Cuadernos de Roldán

En el ambiente bochornoso de un día en el que la llovizna no pudo contenerse, se presentó en la Casa de la Provincia de la Diputación de Sevilla el Almanaque Cuadernos de Roldán 2013, cita ineludible para los inquilinos de esta tertulia poética y que se celebra siempre en los prolegómenos de la Navidad.

Y como no podía ser de otra forma, la convocatoria atrajo a un numeroso público que completó el aforo del salón de actos de la institución provincial. Antonio Cerrato y Antonio Molina Flores se encargaron de la presentación del Almanaque, cuya portada reproduce una obra de Carmen Mogollo que representa, con estilo figurativo, los reflejos azulados y rojizos del agua removida al paso de una embarcación. En palabras de su autora, “intenta expresar cierta alegría en estos tiempos tristes de crisis”.

También, como novedad, se ha cuidado en esta ocasión la claridad y la maquetación del Calendario, utilizando unos tipos de mayor tamaño para las cifras y una tipografía más apropiada al uso habitual del mismo, de tal manera que hasta los aquejados de presbicia puedan consultarlo. El resultado es un almanaque de bella estampa que contiene, para cada mes del año, un poema y una reproducción pictórica que impiden poder determinar, dada la calidad de todos ellos, cuál sería objetivamente mejor. Cada lámina y cada poesía encierra un abanico de interpretaciones capaz de estimular la sensibilidad subjetiva del lector, en ese afán hermoso por intentar atrapar, parafraseando uno de los versos, “el espíritu del tiempo”. El poema dedicado al mes Febrero, de Isabel Mª González Muñoz,  así lo demuestra:

Las tardes tórridas del verano / nos abrasaron con llamaradas / de primas de riesgo que calcinaron / inmensos bosques de almas.  Las huracanadas mañanas de otoño / despertaron cíclopes gigantes / que devoraron derechos sociales / nacidos tras siglos de luchas.  De nuevo, las manos de mis gentes / horadan, en el monte, cuevecillas / para mitigar la soledad de los desahucios / de este invierno desmaterializado y cruel.  Ahora, me siento en la ladera de los meses / y grito al eco de mi conciencia, / y golpeo, con furia, las espirales de luz / que febrero confunde en sus atardeceres gentiles.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario