Sociopolítica

Debate político

En un país donde escasean los debates políticos de altura, no  debe quedar sin glosa el hecho que a continuación relato.

Autor imagen: R.Duran

El alcalde de Málaga, señor de la Torre (persona de reconocido talante liberal y una inagotable capacidad de estar presente allí donde haya cualquier conato de inauguración, celebración o evento social), asiste, en un cementerio de la ciudad, a un acto relacionado con la llamada (oxímoron flagrante) “memoria histórica”.

Con ocasión de este hecho, un joven y destacado militante del primer partido de la oposición, deja plasmado en su twitter este modelo de perspicacia política y riqueza conceptual: “@pacodelatorrep dice que la República tuvo fallos  justifica el golpe de estado y la dictadura en un homenaje a las víctimas franquistas. hp”.

Antes de entrar en la auténtica almendra de este debate, el significado de la abreviatura “hp”, quiero hacer dos apostillas a este texto.

Primera: es evidente que la República tuvo fallos, entre ellos, provocar la dimisión  de su primer presidente, don Niceto Alcalá Zamora, de una forma ilegal. Para ilustrarse de los fallos de este régimen nada mejor que leer los artículos que escribió el mayor intelectual republicano (y el mayor intelectual a secas) de la España del siglo XX, a finales de 1931. Además, entre admitir estos fallos históricos y justificar un golpe de estado no tiene por qué haber una relación causal. Segundo: me imagino que donde pone ‘víctimas franquistas’ quiere decir ‘víctimas del franquismo’, expresiones que no sólo son distintas, sino contrarias. Era difícil que Franco hiciera víctimas a sus propios adeptos, aunque a algunos les hizo la puñeta.

Aclarados estos dos puntos, paso a lo esencial.

La abreviatura “hp” suele tener, en el lenguaje twittero (sé que la palabra no existe, pero la Academia acabará admitiéndola), el poco piadoso significado de “hijo de puta”. ¿Es así en la intención de este autor, émulo de Quevedo, de Cela, de Pérez Reverte, de tantos como han hecho arte con el lenguaje procaz? Según un compañero suyo de partido, que ha querido dulcificar la semántica de estas dos letras,  las siglas significan “hijo predilecto del franquismo”. Que un señor como de la Torre, que en esa época era joven  y bastante desconocido, tuviera tal título, hubiera sido, más que un tachón en su expediente democrático, una prueba de extraordinaria precocidad para acaparar títulos y honores. ¿Hijo de puta? ¿Hijo predilecto? ¿Cómo interpretar tan enigmáticas grafías? El debate está servido; y con todos los ingredientes para tener un calado intelectual, que, como digo, no se prodiga por nuestra vida política.

Remontándonos en el tiempo, los bisabuelos de estos jóvenes socialistas (los de la República, Besteiro, de los Ríos, Negrín), leían en alemán a  Krauze y ocupaban cátedras. Entre sus abuelos (los de la transición, Tierno, Peces-Barba, Bustelo, Fernando Morán) había gente leída e ilustrada. Sus padres (Rodríguez Zapatero y Cía) ya tuvieron como principal fuente de conocimiento el diario El País (quizá aquí comienza el verdadero punto de inflexión), a veces asimilado por un proceso osmótico por simple contacto epidérmico, es decir, manteniéndolo sujeto debajo del antebrazo y cerca de la axila.

De ahí,  hemos pasado a este ingenioso twittero que hoy nos ocupa, donde ya desaparece, como molesto prejuicio, cualquier pudor por mostrar ignorancia o inexactitud.

La evolución se ha consumado prácticamente.  ¡Por fin nos hemos librado de la Cultura, ese esfuerzo inútil, esa costumbre burguesa!

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario