Cultura

Zaragoza: Música en el Principal. Calor, simpatía y oficio

Consonancias, 30

Enrique Amador ‘Musi’, con su grupo

Enrique Amador ‘Musi’, con su grupo

Tres músicos de diferente perfil han ocupado en las últimas semanas el escenario del Teatro Principal de Zaragoza. El martes 29 de enero fue Enrique Amador ‘Musi’ quien presentó su nuevo disco ‘Entre Lunas’ acompañado por una banda muy profesional que arropó su actuación al piano. Josué Barrés (percusión), David Giménez (cante y baile), Daniel Giménez (cante), Rubén Jiménez (guitarra), Juan Manuel Caballero (bajo), Noelia Gracia (violín) y Simón Fernández (flauta) pusieron un marco de lujo a la sucesión de estilos flamencos (alegrías, bulerías, colombianas, granadinas, tanguillos…) que dominaron el espectáculo, en el que también cupieron referencias a otros sones, en un alarde de fusión entre los modos tradicionales y los nuevos aires que soplan en el cante. Hubo color y calor a chorros en toda la sesión, un calor vivido a fondo por instrumentistas, cantaores y el bailaor David Giménez, dotado de un temperamento arrasador. Muy notable también Josué Barrés haciendo sonar el cajón flamenco. Sugestivo el violín de Noelia Gracia sonando en un registro poco habitual para el instrumento

Sharon Corr

Sharon Corr

El miércoles 13 de febrero llegó la irlandesa Sharon Corr para mostrar un nuevo hito de su camino en solitario, tras haber formado parte con sus hermanos del mítico grupo The Corrs. Traía igualmente en la mano su novedad discográfica ‘Dream of you’, otro intento de fusión entre el pop y la música tradicional de su país. Sharon derramó simpatía en su actuación, intentando expresarse en español con bastante soltura, aunque tuviera que recurrir al inglés para los parlamentos más complejos. La polivalencia de la artista, que hizo de la voz su baluarte principal, quedó clara al empuñar repetidamente el violín y recurrir también en una de sus interpretaciones al teclado. Cinco músicos arroparon eficazmente la galería de temas que ofreció la cantante, unos del repertorio antiguo, otros –la mayoría– pertenecientes al disco que titulaba el espectáculo, aparecido en 2011, y finalmente algunas primicias del nuevo álbum ya en marcha que saldrá a la luz dentro de unos meses. Una voz que combina la energía y el sentimiento, y un violín de acentos hondamente populares dieron como resultado un concierto muy consistente.

En loor de multitudes llegó Ana Belén el sábado 16 de febrero, con palcos y plateas a

Ana Belén

Ana Belén

reventar. Una escenografía trabajada y efectista, junto al oficio de la cantante y la calidad de su banda tenían el éxito asegurado. Esta mujer que hace de la elegancia y del saber decir el eje de sus actuaciones, encandiló al público, que únicamente lamentó una ausencia, sufriendo casi una decepción: aunque le fue solicitada desde el patio de butacas reiteradamente, Ana Belén no interpretó ‘La Puerta de Alcalá’; sin embargo se despidió con otro de sus temas emblemáticos: ‘La Banda’. Antes, un extenso repertorio dedicado fundamentalmente a mostrar el contenido de su nuevo álbum ‘A los hombres que amé’, el vigésimo de su carrera, tras varios años de silencio discográfico. Recoge en él 14 temas de compositores que han determinado su carrera musical, de Miguel Ríos a Pedro Guerra, pasando por Pablo Milanés, Aute, Kiko Veneno y Víctor Manuel, entre otros. La seguridad, la flexibilidad interpretativa, los pequeños recursos indumentarios y la variedad melódica fueron los pilares sobre los que edificó un espectáculo de gran calado. Entre los músicos de su banda, realmente magníficos, estaba su hijo David, dueño de los teclados y un firme apoyo a la hora de construir los arreglos. Destacó también Santi Ibarretxe con un prodigioso saxo y muy atinados apuntes de flauta y armónica.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario