Sociopolítica

Cara y Caritas: dos caras de la moneda humana

En la organización “Cara”  “Council for Assisting Refugee Academics”

Desde el año 1933 en Londres se recibe a los intelectuales que deben pedir el exilio por motivos políticos o sociales; en sus inicios Cara recibía los académicos que se encontraban en peligro por los nazis, Albert Einstein fue uno de los mas influyentes colaboradores de la London School of  Economics, con una conferencia donde se pedían fondos para apoyar a los maestros expulsados de sus lugares de trabajo, consiguió un gran apoyo, y William Beveridge el director de la institución trabajó para que recibieran a estos intelectuales en los centros británicos. Luego con los años se ha ido extendiendo a intelectuales del resto del planeta que se encuentran amenazados por regímenes totalitarios. Gracias a la labor de Cara se han recibido cerebros de todo el mundo, que han contribuido en importantes investigaciones útiles para Londres pero también para el resto del mundo.

CARA y CARITASIinicialmente fueron apoyados los judíos perseguidos por los nazis, después personas del bloque soviético, luego los de África y más recientemente los latinoamericanos que han huido de dictaduras e intelectuales de Oriente Medio. Que, de no haber sido  acogidos en Cara, muchos de ellos estarían muertos o quizá perdidos en el olvido.

Hubo un tiempo en que eran tantos casos de personas que pedían el exilio que Cara debió remitirlos a los Estados Unidos de América, país que desde su gestación ha acogido a los extranjeros y ha brindado las oportunidades de desarrollo intelectual a aquellas personas que en sus países de origen no son reconocidas o valoradas o, en el peor de los casos, son rechazadas, amenazadas y hasta asesinadas porque resultan incómodas para los intereses mediáticos de algún tipo de poder legal o ilegal de las naciones respectivas. Estados Unidos ha sabido sacar el provecho de estos intelectuales en distintas áreas del conocimiento,  apoyando sus actividades, consiguiendo engrandecer cada vez mas a su país, pero permitiendo que esas personas creativas tengan una vida satisfactoria que no tendrían en sus países de origen.

La organización Cara de Londres  se hace el planteamiento de lo útiles y positivas que resultan estas personas que acoge la institución y responden constructivamente en la sociedad inglesa que, de una u otra forma se proyecta al mundo, y se plantean si vale la pena que el apoyo  sea disminuido por políticas conservadoras.

Muchos personajes ahora reconocidos en distintas áreas del conocimiento, y de diferentes sitios del planeta,  han podido desarrollar sus talentos gracias a la labor de Cara. Como mencionaba uno de los directores que ha tenido la institución, John Akker:  La labor de Cara demuestra que el conocimiento, la actividad intelectual, no tienen pasaporte y son un derecho fundamental de cualquier individuo independientemente de su lugar de procedencia”(frase tomada de la revista Magazine España).

La Otra Cara de la moneda humana“Caritas

Es una organización sin ánimo de lucro de la iglesia católica, nació en Friburgo Alemania en 1897,  legalmente reconocida en 1933, se fue extendiendo y ha colaborado incluso con organizaciones humanitarias de otras ópticas como las luteranas; ahora se encuentra en todos los continentes del mundo. La iglesia católica ha sido y es causa de controversia, cuestionamientos y críticas por tantas conductas negativas de algunos de sus representantes a través de la historia; no obstante Caritas es uno de esos aspectos de la iglesia, que ha  intervenido positivamente con obras y comunidades. Gracias a Caritas, muchas personas en el mundo pueden comer, vestir, tener abrigo y dormir en condiciones decentes y humanas. Caritas se encarga de prestar ayuda desinteresada a personas del país de origen y a inmigrantes sin importar la nacionalidad, religión, costumbres, pensamientos políticos, condición socioeconómica, personas que han sido desahuciadas, que no tienen empleo, o cualquier otro problema son apoyadas a aprender los idiomas necesarios para defenderse en otras comunidades, les brindan posibilidades e impulsan a quienes se encuentran en situaciones precarias y que están en peligro de exclusión social.

Hoy en España, por ejemplo, con la crisis económica tan grave, muchos españoles e inmigrantes de diferentes lugares del planeta,  si no fuera por Caritas estarían en la miseria absoluta.

Tanto Cara como Caritas, con filosofías e intereses distintos, son ejemplo del hacer humano, son el ejemplo de la fuerza que puede lograr y el beneficio que ocasiona cuando se tiene en cuenta al individuo por el hecho de ser humano, independientemente de posturas aprendidas, o juicios de valor ya establecidos, cuando ese individuo es valorado como persona humana, quien puede responder con las acciones mas heroicas, inverosímiles, creativas, constructivas y gratas para la sociedad en general cuando se le reconoce, se le apoya y se le abren campos de acción  y de realización.

Es sano ser crítico y replantear lo que debe cambiarse, no tolerar la corrupción en ningún estamento de la sociedad, tener la mente abierta y la cordura para criticar pero también para valorar y reconocer las actividades beneficiosas para la sociedad  del los que  compartimos sus ideales pero también de los que consideramos nuestros adversarios de la índole que sea, político, religioso, social, deportivo, etc.

En dos caras de la moneda humana contemplamos los resultados cuando lo que mueve a la mente y a los actos humanos es el crecimiento y la edificación del hombre por el hombre.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario