La risa nuestra de cada día

0
60

Escenarios, 1

Si la risa es una terapia en cualquier circunstancia de la vida, en los tiempos que corren es algo no sólo conveniente, sino necesario, urgente, casi obligado. En las últimas semanas han pasado por los escenarios zaragozanos varias propuestas inteligentes cuyos denominadores comunes son la ironía festiva, la broma y la chanza que alegran el ánimo y hacen sonreír a los espectadores. Sonreír o reír fastuosamente, según el temple de cada cual.

El Hospital de los Podridos
El Hospital de los Podridos

Comenzando por los textos de mayor solera, hay que referirse a  ‘El Hospital de los Podridos’, un divertido espectáculo de Tranvía Teatro, dirigido por Cristina Yáñez, en el que una compañía de cómicos ambulantes representa entremeses, loas, bailes, mojigangas y chascarrillos de los grandes autores del Siglo de Oro. Una extraña enfermedad de pudrición, la cirugía estética de la época, los celos, la ambición desmedida, la tacañería, los afanes por conseguir la belleza, el castigo popular de las injusticias, la vida de los cómicos de la legua, los duelos, los requiebros, las peleas… son algunos de los temas, en general poco conocidos, y debidos o atribuidos a Cervantes, Calderón, Lope de Vega, Quevedo, etc., que con gran profesionalidad y enormes dosis de gracia presentan los intérpretes, adaptados a la compresión del espectador del siglo XXI.

La Compañía Residente del Teatro de la Estación, a punto de cumplir los 25 años de vida, celebra esta circunstancia reponiendo una obra que ya recibió el aplauso cálido de muchos zaragozanos en el Teatro Principal la pasada temporada.

La novela ‘Wilt’, de Tom Sharpe, proporciona el argumento a la comedia subtitulada ‘El crimen de la muñeca hinchable’ que se ha

WILT
Wilt

presentado en el Teatro Principal recientemente. Adaptada por José Antonio Vitoria y Garbi Losada, responsable este último de la dirección, contó el sábado 16 de marzo con la presencia del propio autor, un hecho insólito tratándose de un anciano de 85 años, desplazado para la ocasión desde su residencia habitual en el pueblo gerundense de Llafranch, donde vive desde 1995.

El personaje central de la novela aparecida en 1976, Henry Wilt, ha servido al autor para unas cuantas secuelas de parecido éxito editorial: ‘Las tribulaciones de Wilt’ (1979), ‘¡Ánimo Wilt!’ (1985), ‘Wilt no se aclara’ (2004) y, por último –al menos hasta ahora– ‘La herencia de Wilt’, en 2010. No es extraño que un tipo tan característico y de tan variada trayectoria cómica se haya prestado a dar el salto a la escena, como ya lo había dado a la pantalla en 1989, en una controvertida película inglesa dirigida por Michael Tuchner. La novela ha vendido más de diez millones de ejemplares en todo el mundo, un éxito debido en gran parte al magistral manejo del sentido del humor que consigue su autor.

El protagonista, encadenado a un empleo demencial como profesor de literatura en un Politécnico, acaba de ver postergado su ascenso una vez más. Mientras, su matrimonio se desvanece en medio de la rutina. Su esposa, Eva, trata de escapar de ella y de él entregándose un montón de ocupaciones insólitas: la meditación trascendental, el yoga o la última novedad recién descubierta. La representación escénica fue excelente y de gran dinamismo en términos generales, con la excepción de Ángel de Andrés, en el papel del inspector Flint, un tanto mermado de facultades.

teatro niños cab..nesEl Teatro del Mercado, en la plaza de Santo Domingo, acogió del 7 al 17 marzo dos espectáculos cómicos de pleno despendole. Primero tuvo lugar el segundo torneo de súper héroes improvisadores ‘Zaragotan City’, y después el mismo grupo Teatro Indigesto ofreció varias sesiones de humor irreverente tituladas ‘Niños Cabrones’, dirigidas por Alfonso Palomares.  Varias, porque cada una de ellas era distinta al utilizar la estrategia de la improvisación, con algunas intervenciones del público, en una recuperación de aquella corriente surgida en los años 60 que buscaba una aproximación a los espectadores a través de acciones que les implicaran. Fue la época del Living Theatre, el teatro-laboratorio, los experimentos de Grotowski, el happening, el teatro de la provocación, etc. Mostrando un buen entrenamiento en esa estrategia, los cuatro actores funcionaron relativamente bien en todas las sesiones, con algunos baches culpables por las dificultades que ofrece el trabajo de improvisación.

Formato crisis’ es el montaje de Espectáculos Tauro, sobre una idea de Daniel González, que dirigido por Laura Plano se ha

Teatro Formato Crisis
Teatro: “Formato Crisis”

presentado en las vísperas de la Semana Santa en el Teatro del Mercado, armonizado por Oscar Plano con música en directo. La propia directora, acompañada de Jesús Sesma y Ana Marín han despertado la risa y los aplausos del público con su humor ácido, su atrevimiento y su capacidad para mirar las cosas desde la terapéutica atalaya de la comicidad.

También el Teatro de las Esquinas ha ofrecido, junto a la extraordinaria representación dramática de ‘La Casa de Bernarda Alba’, a mediados de marzo, varios espectáculos de rutilante comicidad, que inició con el mes Miki Nadal, en su ‘Mikipedia’, prosiguieron Jaime Ocaña y Pepín Banzo con ese plano-guía del infierno titulado ‘Dantesca’ y han concluido Marisol Aznar y Jorge Asín reponiendo su desternillante comedia de humor ‘Tiempos Modorros’ también en las vísperas de las tradicionales celebraciones religiosas de esta época.

Sean siempre bienvenidas la sátira y el humor, sobre todo en unos tiempos que precisan de todos los ingredientes al alcance de la mano –o mejor de la vista y los oídos– para mantener el ánimo en pie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here