Cultura

Gente encerrada: “Toda la vida” y “De vacaciones”

Escenarios, 6

Las dos últimas obras presentadas en el zaragozano Teatro del Mercado plantean dos situaciones similares: gente encerrada en el interior de su casa, aunque por motivos contrarios.

Teatro: Toda la vida

Teatro: Toda la vida

Toda la vida’ es un texto de Santiago Meléndez que interpretaron él mismo y Pilar Molinero el primer fin de semana de abril. La historia presenta a una pareja de la alta sociedad que vive una realidad muy alejada del resto de los mortales. Es gente que ha recibido de sus antepasados una gran fortuna y se ha dedicado a disfrutarla, sin más complicaciones, evitando la ostentación gratuita, aunque en el inicio de la obra se plantee una situación que les obliga a informar a un grupo de reporteros. A partir de aquí comienza a desfilar la sucesión de miserias internas que les rodean, que ellos interpretan como privilegios. El final es catastrófico y previsible.

Hay cierto humor patético en el  fondo de la trama que a veces se hace patente, provocando más lástima que risa. La sensación final es deprimente, tras asistir al desplome de toda la parafernalia, una arquitectura de la opulencia que se sustenta en la vaciedad más demoledora.

Los dos protagonistas desempeñan bien sus papeles, más pasota el hombre y más sofisticada la mujer. Una escenografía inexistente recalca la miseria interna de los personajes. La ambientación musical subraya acertadamente las situaciones y los ambientes en que se desarrolla la acción, breve pero contundente.

La siguiente obra, representada el pasado fin de semana, muestra igualmente a una pareja encerrada en su domicilio durante todo un mes.

Teatro: De vacaciones

Teatro: De vacaciones

Quieren simular que se han ido ‘De Vacaciones’. Ese es el título de la obra de Miguel Murillo, rotulada como ‘comedia negra’, que interpretan Pedro Rodríguez y Eulalia Donoso, con breves contribuciones de Jesús Martín. Es una producción de la compañía extremeña Suripanta, bajo la dirección de Esteve Ferrer.

La pareja, marido y mujer, se encuentra en el extremo opuesto a la descrita en la anterior obra; están en paro y tratan de evitar que se conozca su situación, para lo cual simulan un viaje al Caribe por iniciativa del hombre. La trama está basada en un hecho real, documentado recientemente en los Estados Unidos, y puede extrapolarse fácilmente a cualquier país de nuestra órbita, donde el aparentar se ha convertido en una religión. Desde ese punto de vista, el enfoque crítico de la obra resulta interesante.

La dinámica de los personajes, sin embargo, resulta un tanto agobiante en el escenario, aunque se transmite bien la sensación de encierro. El desarrollo de los diálogos es bastante reiterativo y el texto muestra cierta imprecisión de carácter: no es una comedia, aunque tenga ribetes cómicos, ni es un drama, aunque acabe trágicamente. La situación que se describe –una pareja encerrada en su casa intentando simular un viaje– se prestaría para ser enfocada desde otras perspectivas, como la de la farsa o la del absurdo, que hubieran dado mayor juego.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario