Sociopolítica

Los desahucios y la Izquierda Radical

Antes de empezar mi escrito quiero dejar muy claro que me adhiero totalmente a la Plataforma Anti Desahucios, por el espíritu de Justicia y solidaridad que de ella emana y que ha hecho que personas con el prestigio de Mayor Zaragoza la quiera proponer como Premio Nobel a la Convivencia y por la realidad que nos viene del TSJEU que define nuestra Ley Hipotecaria como no ajustada a derecho.

Pero quiero advertir de un peligro que se intuye en el aire, la radicalización de la vida diaria.

Fiesta comunista

Fiesta comunista. Foto sporras

Hace unos días, salió a comentario con un compañero de trabajo, que se define comunista, el tema del derecho a una vivienda digna.

Me decía: ¿Por qué no me tiene que dar a mí, el Ayuntamiento, un apartamento para vivir con mi familia?

Le respondí: Yo acabo de comprarle un piso a mi hijo y he firmado muchas letras que por suerte puedo pagar, tú que tienes el mismo sueldo que yo, ¿por qué no haces lo mismo?

Su respuesta me dejó alelado: Yo con mi sueldo me divierto con mi mujer y mis hijos y no me queda dinero para pagar letras de un piso, pero según la Constitución tengo derecho a una vivienda digna y me la tienen que dar.

Esta idea que está calando en los sectores radicales de nuestro país, haciendo renacer el ideario Comunista de la URSS de que todos los recursos del pueblo eran para el pueblo, pero donde los únicos que tenían apartamento, chalet y coche eran los altos dirigentes del Partido Comunista, mientras los trabajadores se apiñaban a 10 de familia conviviendo en un mismo apartamento, con servicios sociales asquerosos, con asilos para ancianos y niños huérfanos en medio de inmundicia  y Sanidad vergonzosa, mientras ellos se gastaban los caudales públicos en ensayos atómicos y Lunares (Lo sé bien porque que tras la caída del muro de Berlín y la Perestroika, colaboré personalmente con una Comisión que visitó España y  dio un discurso en mi pueblo y otro en la Universidad de Alicante…).

La derecha española se gasta los dineros en aeropuertos sin aviones y monumentos a la imbecilidad… lo que nos está llevando a la ruina… y a la siguiente conclusión: Todo depende de los políticos que toman las decisiones, lo importante son los controles democráticos que hacen que las decisiones de interés general deban ser consultadas en Referéndum al pueblo.

Pero hay una máxima: no nos podemos fiar de quienes utilizan el dolor de las personas para sacar rendimiento electoral y luego no proponen controles democráticos, porque al final resulta que no son mejores que nadie y los radicalismos siempre terminan en dictaduras.

El PSOE consiguió mayorías de Gobierno desde el mismo momento que abandonó el Marxismo y el radicalismo de la Izquierda Social-Comunista…

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario