Sociopolítica

La Educación en España

Los viejos republicanos nos hablan del enorme esfuerzo que se hizo en el poco tiempo que tuvo la II República en el tema de Educación. Se crearon cientos de miles de colegios en toda España, escolarizando incluso en los pequeños pueblo rurales…

educar niñosEn un país con el 68% de analfabetismo y casi el 16% de analfabetos estructurales, el hecho de que un señor o señora (estas últimas menos porque las mujeres en aquella época se mentalizaban solamente para casarse) que conocía las letras abriera en su casa una habitación en la que dar clases, era ya un enorme éxito.

A la llegada del PSOE al Gobierno, Felipe González se encontró con un 40% de analfabetismo y un 15% de analfabetos estructurales (personas que saben leer, pero no saben muy bien lo que han leído); con una mayoría de colegios privados de barrio, sin ninguna estructura, y colegios privados de la Iglesia, que eran los mejores de aquellos tiempos; y pocos, muy pocos, colegios públicos para los más pobres, casi sin capacidad para conseguir un título oficial con el que poder competir en el mundo real.

Resultaba imposible crear las escuelas necesarias para escolarizar a toda la población en aquellos momentos, con cierta seguridad de darles una buena educación, y se optó por la fórmula de establecer colegios concertados, pagando el Gobierno a las escuelas ya consolidadas, de la Iglesia principalmente, para que los alumnos recibieran su educación sin tener que pagar ellos (creando por lo tanto la Educación gratuita).

Se crearon también las EPA (Educación Permanente de Adultos) por  los datos sobre analfabetismo, que hicieron posible que muchos españoles de todas las edades consiguieran realizar estudios que hicieran posible una educación a la altura de los países de nuestro entorno.

Si nos paramos analizar este tema, los grandes esfuerzos en ‘Educación para todos’ se han realizado en nuestros país por gobiernos progresistas. La derecha más elitista prefiere estructurar una Educación para quienes se la puedan pagar… y un colegio para pobres. Esa tendencia vuelve una vez más, y la población, manifestándose, no consigue cambiar su rumbo.

Hablamos mucho de los casi 600 mil jóvenes españoles que están emigrando: licenciados, deportistas de élite,  artistas y gentes muy preparadas, situación que  la Ministra de Trabajo minimiza. Un tema tan grave.  No quiere enterarse de que la competitividad de un país como el nuestro, cuando hay casi 6 mil millones de habitantes en países con mano de obra barata, sólo se puede conseguir con especialistas en I+D.

Pero volviendo a la Educación, es tiempo ya de un Pacto de Estado por la Educación, que la saque del control político y de sus reformas ideológicas. La Educación debe ser estructurada por sus profesionales, y el Parlamento sólo debe proporcionarles los medios para su adecuado funcionamiento.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario