Karma

Madres

La mujer es pura realidad como puro amor 

Foto: gentileza de Carmen Berges, acuarelista

Foto: gentileza de Carmen Berges, acuarelista

Desde que nació el Universo nunca habrá mayor huella que el amor de las madres 

Madres en la Tierra; estrellas en el cielo 

Cuando una madre besa, besa el Universo entero 

Fecunda de amor a tu corazón como una madre fecunda de amor a la vida con un nuevo ser 

Las madres nunca ponen en evidencia el amor de sus hijos 

La mirada de un peregrino al cielo es la mirada de un niño a su madre 

En tus entrañas ya te amé, madre. ¿Es posible que mi alma ya te amara desde el cielo? 

Siendo especial como tú eres, compañera de mi vida, y aunque tu razón esté muy fortalecida, tu dulzura y ternura y una sensibilidad muy profunda caminan constantemente conmigo,  fortaleciendo y embelleciendo mi corazón 

Madres que descubren el cielo de su corazón en sus hijos, lo agradecen con besos únicos hacia ellos 

La madre impregna de amor, con delicadeza y majestuosidad, la luz bendecida del cielo en el nacimiento de sus hijos 

La auténtica mujer, como la verdadera madre, ofrece mucho a la vida, porque su ser espiritual está tan elevado que recorre con la fragancia del amor las bellas praderas del cielo 

Cuando dos almas se funden en sus silencios, su esencia se diluye entre ambas 

Los hijos elegidos y deseados son la gran referencia de la vida para las madres, siendo tutoras, mensajeras y conductoras de sus destinos

Cuando tus manos acarician con exquisito amor mis mejillas, siento la Mano de un Dios que te protege y te ama

Mujer, como persona profunda y llena de amor, tu sensibilidad navega por las estrellas del Universo, y te acerca, cada vez más, a conocer tu lugar en el cielo

Las madres son las bendiciones del cielo

La risa embellece tu ser. La sonrisa cautiva tu figura. La armonía acompaña tu equilibrio

El alma de la mujer es delicada, elegante, rica y grandiosa, pero su oscuridad puede llegar a ser áspera y cruel

El rayo azul de la espiritualidad celestial atraviesa el umbral del cielo y se posa en el corazón de las madres

El amor es tan poderoso, tan grandioso, que ha buscado la sangre y el alma de la mujer para ejercer la riqueza de su proyecto en la Tierra

La sinfonía de tu alma, mujer, es la música que escuchan los dioses celestiales

La lucha por el amor es más usual en la mujer que en el hombre, aunque haya hombres con una gran capacidad de amar y ser amados

Mujer de prodigios humanos, de armas profundas, de significados sencillos y de sentimientos inquietos, caminas con la dulzura y ternura de tu corazón y con la sobriedad de tu espíritu, ganando todas las batallas de la vida

Reinas en la Tierra y diosas en el cielo: aquellas mujeres garantes de su propia identidad

La mujer lucha por el amor cada instante, día a día

El mayor triunfo de un hombre es que una mujer lo admire por su sensatez, inteligencia y madurez 

La trayectoria donde la verdadera mujer se sumerge está guiada por la Esencia Espiritual en la Tierra 

Eres la maravillosa criatura que Dios creó para dar vida y amor. Eres el yo personal que nos conduce por los bellos caminos del Amor

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario