Argentina: Terrorismo de estado a la vuelta de la esquina

0
223


Generalidades + Actualidad + A usted también le puede pasar.

Nota agregada:

Efectivamente se encontró a quién inculpar por los atentados; y para encontrarlos se declaró toque de queda, las fuerzas militares invadieron Boston y se realizaron infinidad de allanamientos sin siquiera órdenes judiciales que justificaran cada caso individual.

Al primer acusado se lo asesinó y al segundo, Dzhojar Tsarnaev se le detuvo e interroga sin siquiera Derechos Miranda por “excepción pública” y a la espera de un juicio, por tanto, irregular.

El terrorismo es una estrategia mucho más usada de lo que parece, y por quienes no te lo esperas.
El terrorismo es una estrategia mucho más usada de lo que parece, y por quienes no te lo esperas.

¿Quiénes son los terroristas?

Estados Unidos

Hoy no trataré el concepto de «Terrorismo de estado» en el sentido estrictamente académico que apunta a genocidios y masacres, sino a abusos de poder muy notorios que se amparan en el miedo colectivo para llevar a cabo acciones convenientes a las administraciones de turno.

Barack Obama anunció que las explosiones acontecidas en Boston son un «acto de terrorismo».

Todo el mundo, con cierto alboroto, empieza a tomar sus posiciones típicas. Los demócratas piden unidad y solidaridad, los republicanos inician las exigencias de mano dura no importa contra quién, los canales de televisión se frotan las manos y los muchos nacionalistas sacan las banderas a relucir.

Los poderosos necesitan del miedo.

El miedo juega un papel determinante en las imposiciones.

Es muchísimo más fácil que el esclavo aterrorizado obedezca a su amo, con fé ciega a que el amo se enfrente a la naturaleza de búsqueda de libertad del esclavo.

Las Iglesias se fundamentan en el miedo a dejar de existir, el miedo al castigo divino, el miedo a tener que rendir cuentas por cada elección personal a un ente superior.

Los prejuicios más perversos, el racismo, la xenofobia, la homofobia, el sexismo, etc… siempre obedecen a una cuota de miedo al desplazamiento o a perder cuotas de poder que muchos hombres imaginan que tienen.

En relación al miedo que puedan generar en el ánimo social las grandes empresas venden productos innecesarios. Miedos intrascendentes, como el de las mujeres a engordar o envejecer y miedos apocalípticos, por el cual existe el fenómeno de los refugios y equipamientos «para el fin del mundo».

Explicó el general Sun Tzu, que escribió El Arte de la Guerra (mejor y más antiguo manual de estrategia de la historia universal) que infundir el miedo en el enemigo lo hace dócil y evita batallas, extiende el tiempo de los asedios y debilita lo suficiente al bando enemigo como para capturarlo.

Y de sentido común es el conocimiento de que cuando la gente tiene miedo, piensa menos. Es un recurso eficaz para cambiar de tema.

Los libertarios tenemos una visión de lucha de clases permanente entre opresores y oprimidos, bastante más abarcativa que la marxista. En las sociedades contemporáneas, el principal órgano por el cual actúan los opresores, el consorcio de los grupos que dominan a un país es: El Estado.

Gobierno tras gobierno, progresistas o conservadores, peronistas o anti-peronistas, la minoría beneficiada se mantiene intocable y a lo sumo compiten sus miembros por quién obtiene más privilegios.

El Estado es el monopolio de la fuerza, se financia a través de impuestos (como el término lo indica, coercitivos), se adueña de la voluntad popular y tiene el poder de asignar sectores enteros de la economía…en el peor de los casos como en el último periódo del keynesiano Franklin Roosvelt, reactivar a las industrias con el crimen de la guerra, táctica repetida por todos los gobiernos posteriores que añadieron a los intereses en juego para invadir países el tema del petróleo. No tan lejos de donde estamos, Irak.

Sin irme por las ramas, la Tragedia de Haymarket, el 4 de mayo de 1886 protagonizada por la primera generación libertaria y la masa de trabajadores rebeldes culminó con la condena a muerte e inmediata ejecución de ocho anarquistas inocentes por una bomba sin procedencia; paralizando al movimiento obrero por años.

Y, en una muestra más de que la auto-proclamada «Nación de la Libertad» es una farsa, es sabido que se hundió un buque americano con connivencia de un empresario de medios neoyorquino, William Hearst, y se acusó sin pruebas al gobierno español. Así comenzó la guerra de Cuba y un proceso por el cual esta isla reemplazaría al moribundo Imperio español por el naciente Imperio estadounidense, que a su vez sería reemplazado 60 años después por el Imperio soviético.

¿A qué quiero llegar con todo esto?

Barajé todas las posibilidades que se esconden detrás de los atentados de Boston, creerle a los gobiernos de primera mano es crédulo.

Desde la crisis de 2008, hay muchísimas ganas entre los políticos de que desaparezca el desempleo de las pantallas por un tiempo y también con el Movimiento Indignado-Occupy Wall Street (el colega Brad Spangler escribió sobre esto) muchos funcionarios, incómodos, buscaron excusas legales para que la gente no salga a la calle.

La explosión de las Torres Gemelas justificó la Patriot Act , una violación inmensa a las libertades individuales, la libertad de consciencia y la privacidad de los mismos ciudadanos estadounidenses.

Bueno, sin ir más lejos mis amigos norteamericanos temen esto.

Para usted, argentino:

«El activista libertario Jim Bell fue encerrado ilegalmente por maniobras de las agencias federales»

«Guillermo López es declarado inocente luego de más de 20 años de cárcel porque un inspector neoyorquino sobornó a los testigos»

«Amnistía Internacional revela que centenares de condenados a muerte son inocentes»

«En Venezuela Maduro anuncia mano dura contra la supuesta rebelión violenta de la oposición»

«En España se encarcela a manifestantes pacíficos»

«En Chile aparecen mapuches muertos en dudosas condiciones»

«En Brasil policías de civil asesinan niños sin hogar»

Y más cerca de su casa, aún:

«Mueren quoms enfrentados con el oficialismo en el Chaco»

«Los jueces tucumanos liberan a los imputados por el caso Marita Verón«

«Un vídeo rebela policías torturando detenidos en Salta»

«No aparece Luciano Arruga, adolescente extorsionado por la policía bonaerense para delinquir»

«Patricio Fontanet, preso político en democracia»

«La SIDE espía a militantes de izquierda«

«La patota sindical oficialista asesinó a Mariano Ferreyra«

¿Nada de esto le importa a usted?.

Bueno, su egoísmo es auto-destructivo.

Vienen por los fulano, no me importa. Vienen por mengano, no soy mengano y no me importa. Cuando vengan por mí será demasiado tarde.

Pero solo le pediré dos cosas: Usted no tiene que ser activista, ni periodista, ni denunciante de nada para correr peligro.

Imagínese que tiene una enemistad personal fuerte con cualquiera de sus vecinos, que para su mala suerte es Juez o fiscal u oficial de policía o legislador o trabaja en Afip o en algún sindicato o simplemente tiene mucho más dinero que todos los del barrio.

Es muy probable que caigan inspecciones en su negocio, que le revoquen permisos, que le cobren multas de tránsito inexplicables o incluso que su jefe decida hacer de un día para el otro una reducción de personal o que los profesores increpen a sus hijos en el colegio.

¿Y si la cosa es peor?

¿Quién lo defenderá si hay dos llamadas anónimas que dicen que usted vende droga y cuando entran a su casa le plantan medio kilo de cocaína?

La Constitución es muy bonita, pero son papeles sin relación con la realidad. Desde siempre.

Mi otra recomendación, para que se entere de que usted puede ser víctima fatal del estado argentino sin siquiera comerla ni beberla:

Vea el documental El Rati Horror Show de Enrique Piñeyro.

Fernando Carrera (padre de familia de clase media) sigue preso , condenado a 30 años resultado de una causa judicial sumamente irregular por la Masacre de Pompeya.

Menos TN, menos 678 y menos «a mí no me va a pasar«.

Cambie a la «defensa de la República y las instituciones» o «de la democracia y la soberanía nacional» por los derechos individuales, los derechos humanos, el poder del  pueblo al pueblo y cualquier propuesta de cambiar al sistema de raíz y no matizar sus horrores.

Todavía está a tiempo.

 A propósito: La nueva ley que le permite a las corporaciones entregar sin límites nuestra información al gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here