Cultura

Mas allá del pusilánime: Critica de “ROA” (2013 – Colombia)

ImageGenROA. Un poco de introducción: Estamos en la capital de Colombia durante la década de los cuarenta. El presente relato ficticio desarrolla las supuestas circunstancias en que fue asesinado el líder político Jorge Eliecer Gaitán y la génesis del turbio episodio de frenesí violento denominado “El bogotazo” luego de su muerte. Además esta cinta histórica dirigida por Andy Baiz da un retrato, quizás, idealizado de Juan Roa Sierra como un hombre humilde y dedicado a su familia -quien encontraba fascinante a Gaitán según la película-, al que por el “azar” de las circunstancias se le atribuyó ser el homicida. Tal sospecha sigue hasta nuestros días.

La reconstrucción de la Bogotá del momento es minuciosa y evocadora gracias al depurado trabajo de fotografía. Una factoría técnica muy cuidada, como también latente, la exhaustiva labor de documentación y acercamiento a la idiosincrasia del periodo. En cuanto al trasfondo político, se nos da algunos guiños u otras referencias sutiles, pero superficiales, al panorama gubernamental –partido conservador y liberal-  con ciertos indicios para el espectador sobre que fuerzas influyeron en el atroz crimen.

C2643858735679217D42DEA89324BF_h498_w598_m2Dado el contexto, aclaro que este largometraje es una conjetura bien llevada que nos invita a explorar la endeble psicología del sospechoso, similar ejercicio lo vemos por ejemplo en la reciente “Milk” de Gus Van Sant . El Juan Roa construido por su director es alguien perjudicado por los eventos, un justificado desafortunado con ciertas señales de una identidad difusa y corroída por sus temores inefables o inseguridades; tal proyección emocional ocasiona una imagen propia de Gaitán y al no ser correspondido en su ferviente admiración hacia él, causa una crisis interna. Ahí el confundido interior reacciona como rencor instintivo por la conmoción.

A pesar de los antecedentes nuestro protagonista intenta, en un creíble giro de los acontecimientos, dejar su obsesión y esforzarse por recuperar lo más preciado en ese momento, su familia. Sin embargo la exposición de esta nobleza se percibe algo plana, por lo que difícilmente mantiene la tensión por verse implicado en el oscuro “complot” para matar al imponente candidato. Más vulnerable que nunca, debía involucrarnos en la narrativa con su angustia y desgarrar nuestras fibras sensibles por su fatídico destino. En mi opinión el problema no es interpretación actoral, que es correcta, sino la forma escrita del personaje en el guion.

web_colp_ext_0051_big_ceTocando el lenguaje es fluido y contundente, muy convencional en la progresión con pocas escenas estremecedoras al enfocarse demasiado en los percances del protagonista. Quiero decir que el peso dramático recae mucho en Roa y redunda en su miseria; aunque él sea el meollo, pudo haber mejor contrapeso si hubieran prestado atención a los secundarios para complementarlo y no sentir el film muy breve, ignorando su duración. El ejemplo más claro y que pudo incluso fortalecer las fisuras, o virtudes del personaje era trabajar la interacción con su esposa e hija en apenas momentos.

Solo puedo imaginar cuantas anécdotas relevantes tendrían potencial para ampliar esto, aunque quedarían en el tintero y terminamos obteniendo un producto entretenido de nostalgia efímera. Disminuyendo la abrumadora y caótica conclusión ya inscrita en el recuerdo de mi nación.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario