Sociopolítica

No le pregunte a Francia, Señor Ministro de Finanzas de Guatemala

El Ministro de Finanzas de Guatemala, Pavel Centeno, reclama a Francia por calificar a este país de “paraíso fiscal”.

Pavel Centeno

Febrero 2012. Entrevistando al ministro de Finanzas Pavel Centeno en el Congreso de la República. Foto: lesthermosh

El Gobierno de Guatemala  pidió al de Francia una explicación más amplia de por qué nombró a esta nación dentro del listado de 17 paraísos fiscales, pues considera que ha hecho esfuerzos para no estar en el listado.

Señor Ministro de Finanzas: Un paraíso fiscal aplica un régimen tributario favorable a empresas y personas no residentes. Las ventajas son tasas de impuestos bajas o exenciones totales. La Organización para la Cooperación y el desarrollo Económico-OCDE- considera también que se es un paraíso fiscal si en ese país no hay transparencia; si las leyes o prácticas administrativas no permiten el intercambio de información  con propósitos fiscales, por ejemplo señor Ministro, mantener el secreto bancario a ultranza para efectos fiscales.

Es decir, señor Ministro, su país  es un Paraíso fiscal porque no hay transparencia.  Vea cómo se distribuye la obra pública:  se sobrevalora, se da comisión al que otorga, se da comisión al que paga, se da comisión para pagar y nadie vela por la calidad de la obra.  Y en su país, señor Ministro, es reconocido que se inventan obras que no se construyen –y en esta larga cadena de opacidad participan funcionarios, empresarios y bancos-.

En su país, señor Ministro, circula toda la droga que va para el norte y para Europa, y deja cantidades inconmensurables de dinero que no paga impuestos y por alguna extraña casualidad aparecen honorables millonarios de un día para otro.

Es decir, señor Ministro, mejor diga Ud. :

  • Cómo se financian las campañas electorales; si la última campaña costó cerca de 50 millones de dólares –nadie lo sabe y suponemos que Ud. tampoco quien dio dinero a los políticos-.
  • Cómo, señor Ministro, todos los evasores de impuestos, todos, no han pagado ni multas.  Y en premio, con regularidad los exoneran de los mismos.  Recuerde el caso de un señor que vendía facturas –equivalentes a 100 millones de dólares y nadie sabe de él-.
  • Si la corrupción en otros países equivales al 3 % del PIB, debemos considerar que en su País, señor Ministro, es de un 5 o 6 % del PIB.  En esa opacidad de Paraíso Fiscal, hay algún hoyo que les permite legitimar todo ese dinero.
  • En su país, señor Ministro, han quebrado 5 o 6 Bancos en los últimos 12 años, financieras fantasmas han robado a miles de sus conciudadanos millones de dinero que ahorraban; todos estos estafadores disfrutan libremente su fortuna y los ciudadanos estafados no reciben ni siquiera el suspiro de la justicia. Y uno de ellos de apellido Bendfelt vive en Estados Unidos y nadie del gobierno de Guatemala ha reclamado sus estafas.  Es más, señor Ministro, el encargado de velar por la sana conducción bancaria, encubrió mediante el silencio, todas las estafas.  Hay, señor Ministro, miles de historias de conciudadanos suyos que han muerto por estrés causado por la estafa y el engaño.  Y lo peor, que su gobierno y sus órganos jurisdiccionales no han hecho nada.  Nada, señor Ministro.
  • Mire a su ex Presidente: tuvieron que llevarlo a Estados Unidos, -Acusado de lavar 70 millones de dólares en Bancos de aquel país- porque los tribunales de su país lo declararon inocente. Póngale la guinda al pastel, señor Ministro, y vea que después de ser juzgado en Estados Unidos, este ex Presidente, lo requiere Francia por usar el sistema bancario francés para lavar dinero –y luego probablemente lo reclame Gran Bretaña-, dado que ahí llegaron dineros de este ex Presidente que antes de tener tanta fortuna daba clases en una universidad mexicana donde debía percibir en salarios unos mil doscientos dólares al mes. Vea la televisión o la prensa, no le Pregunte a Francia.
  • Hay una funcionaria de su país, señor Ministro, que según medios escritos ha acumulado una fortuna y la funcionaria antes era una empresaria que se dedicaba al delicado arte de peinadora. Vea la Prensa escrita de su país.  No le pregunte a Francia.
  • No pregunte a Francia, señor Ministro,  la Asociación de Empresarios de su país– Grandes Empresarios-  ha luchado por preservar el secreto bancario  extremo, como el de su país –imagínese, solo se permite develar el secreto bancario mediante orden de juez después de un juicio que puede durar años –y Ud. señor Ministro, conoce a los dos sujetos en cuestión: Los tribunales y a esos grandes empresarios asociados. Si los grandes empresarios pagaran sus impuestos en su País, seguramente no le tocaría a la clase media sudar un 31 % más para mantener, solo ellos, la burocracia.
  • Los indicadores de desarrollo humano de su país son los más bajos del mundo; el nivel de analfabetismo es altísimo; su país, señor Ministro, tiene el honor de estar entre los países mas corruptos del mundo.

Por ello, señor Ministro, no haga preguntas inocentes a Francia, abra un periódico, vaya a ver las noticias a la tele, oiga una emisora, hable con la gente.  Y verá que no necesita hacer tan estúpida interrogante.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario