Cultura

Declive dentro de cuatro paredes: Critica de “Carnage” (2011)

carnage-movie-poster-2011-1020712857Han pasado años y la obra de Roman Polanski sigue sobrepasando sus virtudes técnicas para darnos un puntapié emocional –ético en ocasiones- mediante cuidadas hazañas narrativas. Siendo capaz de afrontar grandes producciones impregnadas con su sello, junto a trabajos de crudeza psicológica que buscan exponer y explorar sin pretender llevar al espectador de la mano e intentar influenciar sus apreciaciones como otros falsos iconoclastas de visión doblegada. Su proceder transgresor sigue intacto para mí, perpetuándose en la película que nos compete.

La sensación fue refrescante concluida la cinta. Su director encuentra con lo planteado una ejecución muy clara bajo la limitada premisa y sus condiciones, donde casi todo acontecimiento transcurre en la sala de un apartamento y cuyos momentos de acción-reacción devienen en una vorágine de sentimientos que nos conmocionan en gradual intensidad, generando esta hipótesis: nuestra era se rige por la salvaje individualidad reprimida bajo la circuncisión moral de las hipócritas convenciones sociales. Esto es reflejado tal cual sin tomar postura alguna.

carnage-1Contando solo cuatro actores en pocas escenas, se cuida al máximo el desarrollo de las interacciones hacia una aceptable exposición de aquello detrás de sus fachadas caídas. Cada dialogo, gesto, acto, o encuadre es calculado en forma que la explosión y degradación de los personajes –genialmente construidos en papel- surjan del progreso carente de instantes aleatorios. Vemos la continuidad de las consecuencias hasta su resolución, impactando con dureza al recordar la aparente ingenuidad e intrascendencia de sus causas. Indaga sin paliativos validas detonantes en el argumento.

Posee duelos interpretativos matizados  sin abruptos cambios, y los que hay son casi imperceptibles pero genuinos al dinamizar una narración gustosa. La cinta hace una correcta traslación sobre el material teatral original, dándonos un envidiable manejo del espacio.

Pudo tener un apogeo más catártico que no afectara su abierta conclusión, dado lo establecido diría hubo mesura inesperada. Sin embargo Polanski sigue fiel a su manera de filmar, olvidándonos de Christoph Waltz, Jodie Foster, John C Reilly y Kate Winslet para ver en su lugar unos falibles y despedazados seres que se despedazan en esta jaula social actual.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario