Sociopolítica

Una Iglesia de ricos y para ricos

Soraya Saenz de Santamaría

¡Ave María Purísima! : Iglesia en Valladolid

En respuesta a los  lectores católicos que defienden a la Iglesia con argumentos del estilo de los que aparecen en mi artículo  Apóstatas: por qué la iglesia no nos quiere borrar de sus listas , y por haber alcanzado un notable número de  lectores que tienen derecho a conocer la verdad, me veo obligado  a aportar ciertos datos para que sirvan de referencia a esas personas de buena fe que no han perdido su espíritu crítico, entre ellos al lector que aporta  críticas lúcidas a ese artículo.

1. Aportación de la Iglesia a Cáritas: 2 % del total de su financiación en 2012. El 98 % restante lo dan: Ayuntamientos, Comunidades Autónomas, el Estado y la Unión Europea. (fuente católica: www.cienciaexplicada.com).Conclusión: la Iglesia no tiene derecho a ponerse medallas con Cáritas como hace todos los días, pues solo le ayuda con migajas.

2. Europa Laica  calcula que la Iglesia recibe cada año de todas las administraciones públicas hasta 11 mil milllones de euros, incluyendo el pago del IBI y otros impuestos municipales. (Fuente: María Lourido, Cadena SER, 3-10-2012)

3. No hace mucho la revista italiana Oggi publicó en cuanto se cifró el tesoro del Vaticano en el año 1952, catalogado como el segundo más grande del mundo detrás del de los EE.UU.: Siete billones de liras. De  acuerdo con la cotización del oro de aquel entonces, esto habría correspondido a un peso aproximado de 10.000 toneladas de oro. En comparación los EE.UU. poseían ese mismo año la cantidad de 20.663 toneladas de oro, en la actualidad son apenas 8.100 toneladas aproximadamente. Frente a esto, las reservas de oro de Alemania alcanzan aproximadamente 3.400 toneladas, las de Italia aproximadamente 2.450 toneladas, las de España sólo 282 toneladas . (Wikipedia “Reservas oficiales de oro”: 21.05.2012).

Con 10.000 toneladas de oro el Vaticano tendría entonces hoy el tesoro más grande del mundo (más de 35 veces el de España), que traducido a Euros según la cotización de Junio de este año, resultaría un total de 410 mil millones de euros. A la vista está que se trata de una enorme contradicción con las enseñanzas de Jesús de Nazaret quien enseñó: “No debéis acumular tesoros en la tierra”.

¿Pero cuán grande puede ser el tesoro del Vaticano hoy en día? Las reservas financieras exteriores del Vaticano se encuentran concentradas principalmente en Wallstreet. En total el patrimonio de la central de la Iglesia, en acciones y otras participaciones en capitales en el año 1958 debería haber alcanzado unos 50 mil millones de marcos alemanes. Cantidad que debe haber crecido probablemente en más de 100 mil millones de euros. Sin lugar a dudas el Vaticano es hoy el consorcio económico-religioso más grande del mundo y está sólidamente comprometidoen innumerables empresas inmobiliarias y en industrias del plástico, electrónica, acero, cemento, textiles, química, alimentos y construcción.

El Vaticano es propietario de tantos inmuebles que es mejor no hablarde ellos de forma individual, sino más bien de forma global o de ciudades o barrios. En Roma por ejemplo, ¼ de la ciudad está en manos del Vaticano, así lo investigó Paolo Ojetti en la revista “L´Europeo” en 1977. Su artículo se leía como una guía telefónica en la que página a página registró miles de palacios. Además también investigó en la ciudad  italiana de Verona, donde más o menos la mitad era propiedad de la Iglesia católica. Luego indicó que las listas de propiedades en otras ciudades deberían ser similares.

En Roma estos inmuebles de valor incalculable se encuentran en las mejores zonas: del Campo dei Fiori hasta el Tiber frente al palacio D´Angelo, junto a la piazza Navona y las calles adyacentes, están  prácticamente en poder del Vaticano, aproximadamente 2.500 palacios. Max Parisi, el periodista que investigó todo esto se pregunta al final: “¿Qué relación guardan la fe y 160.000 millones en propiedades  inmuebles?, ¿Qué tiene que ver Jesús de Nazaret con las viviendas más caras de Roma?”

En base a lo expuesto anteriormente, ¿de qué ética habla el Papa al referirse a la diferencia entre ricos y pobres? ¿Por qué señala a otros en vez de mirar en primer lugar la viga en su propio ojo, para después socorrer a los millones de personas que mueren de hambre en todo el  mundo? Más de uno ante tan esclarecedores datos entenderá el sentido de   las antiguas profecías que dicen algo así como que los romanos algún día se hartarán de tanta injusticia y los prelados tendrán que tirar sus  sotanas al Tiber para no ser reconocidos.  (Fuente: Cristianos libres por el Cristo del Sermón de la Montaña)

Finalmente:  Ruego al lector católico  que investigue, si le parece, las increíblemente numerosas posesiones y riquezas de la Iglesia en España y  deje a un lado los prejuicios parroquiales con que aborda generalmente la crítica a este artículo, lo cual le permitirá ser objetivo cuando lee y no ponerse a la defensiva suponiendo verse atacado.

Aquí se analizan datos objetivos: la Iglesia es una Institución rica y privilegiada a todos los niveles, cuyos bautizados inscritos en sus libros justifican que oficialmente los españoles seamos católicos, con lo cual recibe el dinero que no reciben otras religiones, como la musulmana, la protestante o la ortodoxa.

España sigue siendo un Estado católico, interdependiente con la Iglesia, a la que no pregunta nunca qué hace con el dinero que tiene o  recibe, y por qué no se involucra más en ayudar a los alrededor de 10 millones de pobres que hay en España y a tantos niños que pasan hambre. Pero por los niños sí hay algunas inclinaciones (y no precisamente pedagógicas) que llevan a menudo a ruinas de obispados  para defender curas pederastas, como en Filadelfia (EEUU), o hace pocos días mismo en España a un sacerdote director de un colegio Salesiano. Y de estas historias sórdidas la Jerarquía no se ocupa tampoco. Aún así los  Papas siguen ocultando datos para proteger el delito de pederastia lo cual no les honra ni los hace dignos de representar una Institución que se llama “cristiana”, aunque ya vemos de qué va.

Concluyo:
Podríamos seguir con muchos argumentos A y B, sobre si la Iglesia tiene derecho a enseñar su religión en las escuelas públicas o no, etc. recibir ayudas oficiales o no, etc, y muchos otros asuntos,  pero el autor no está interesado en polemizar con los lectores, por los que siente un gran respeto. Cada uno es libre de pensar como quiera y exponerlo si quiere. El derecho a la libertad de expresión es uno de los pocos que aún no nos han recortado, al menos en Internet. Congratulémonos.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario