Cultura

Los tesoros de Medina-Sidonia, de Johan Brouwer

Una novela que ha permanecido, hasta la fecha, fuera de todos los registros literarios españoles sobre la Guerra Civil

El hispanista holandés Johan Brouwer tradujo y frecuentó a Ortega y Gasset, también a Unamuno y entabló una profunda relación con José Bergamín; participó en la Guerra Civil española, donde comenzó apoyando al bando sublevado y acabó militando en favor de la República; y durante la ocupación nazi de Holanda militó en la resistencia y realizó acciones de sabotaje, por las que sería detenido y ejecutado en julio de 1943

Esta novela, publicada en Holanda, en 1939, por primera vez, y que relata su experiencia en la guerra civil española, se ha mantenido prácticamente desconocida para el público español

Cees Nooteboom: “Una extraña y fascinante novela de la cruel guerra civil española“.

Los tesoros de Medina-Sidonia, de Johan Brouwer24 de febrero de 2014.-Que hoy se publique por fin en español su primera novela es un paso fundamental en el reconocimiento de este escritor enamorado de España que consagró su vida a nuestra historia y cultura en las que buscó inspiración para sus propios ideales. El valor de esta novela reside en el testimonio que ofrece de las ideas del propio Brouwer y de sus experiencias en la guerra civil, descritas con realismo, sencillez y sentimiento“, así de contundente se manifiesta en el epílogo, Isabel-Clara Lorda Vidal, traductora de la obra Los tesoros de Medina-Sidonia que acaba de publicar la editorial Berenice.

Y es que a pesar de la importancia de Johan Brouwer como hispanista, esta obra es una pieza desconocida para el público español, ya que ha permanecido fuera, hasta la fecha, de todos los registros literarios que existen en torno a la Guerra Civil española.

Los tesoros de Medina-Sidonia, libro prologado en esta edición inédita en español por su biógrafo, Hendrik Henrichs, y al que Cees Nooteboom, candidato holandés al premio Nobel, define como “una extraña y fascinante novela de la cruel guerra civil española“, vio la luz en 1939. Su protagonista, Maarten van de Moer, -seudónimo Johan Brouwer- es un narrador que cuenta en primera persona y con fuertes rasgos autobiográficos su incorporación al frente para apoyar a la República en la batalla de Madrid.

Indudablemente estamos ante un libro extremadamente complejo y fascinante en el que se mezclan diferentes géneros: reportaje sobre la Guerra Civil, novela de tesis histórica y narración gótica“, comenta su editor, David Gonzalez Romero. La historia se desarrolla en dos niveles. En el primer nivel, el narrador en primera persona parte para la Guerra Civil como brigadista internacional para ayudar a defender la República española. Resulta herido y es enviado como voluntario a la iglesia de San Francisco el Grande en Madrid, donde se encargará de inventariar las obras de arte que se esconden en los sótanos para ponerlas a salvo de los efectos de la guerra.

A partir de ahí, la novela se traslada al segundo nivel, que es el de la novela gótica. En los sótanos de la iglesia de San Francisco el Grande, el protagonista halla una serie de indicaciones que le conducen a los tesoros del duque de Medina Sidonia, comandante en jefe de la Armada Invencible. Entran en escena espectros del siglo XVI, que hacen referencia a la realidad espiritual y sobrenatural que pervive en España. Teorías parapsicológicas alternan con contemplaciones históricas. A la trama excepcional de este libro, la única novela neerlandesa donde se aborda de forma explícita la Guerra Civil de España, se unen exactos pasajes sobre la vida en Madrid, Valencia y Barcelona durante los años de la guerra.

Johan Brouwer nació en Delfshaven en 1898. Como estudiante vivió prácticamente en la indigencia, con capítulo de homosexualidad en los bajos fondos y un acto turbio que marcaría su vida. Con objeto de cubrir el chantaje del que era víctima su hermano, el cual al parecer había sido descubierto robando en el taller en que trabajaba, ambos jóvenes deciden asesinar al chantajista. En medio de este suceso poco aclarado, fue condenado a pena menor, una vez que aceptó las acusaciones, y estuvo en la cárcel entre 1922 y 1928.

Allí, de manos de un religioso conocerá la literatura clásica española y accederá a los místicos del siglo XVI. Una vez en libertad prosiguió sus estudios en lenguas romances y se graduó cum laude en Literatura Española en 1930 en la Universidad de Groningen. Sólo un año más tarde publicaba su tesis, que dio como fruto uno de sus mejores libros, Psicología de la mística española (1931). Después de graduarse, se mudó a La Haya, donde fue profesor en varias escuelas. Realizó viajes de estudio a España y Portugal, publicó varios trabajos académicos sobre literatura española, tradujo clásicos españoles y escribió una serie de libros de texto en español. Originalmente protestante, abrazaría en 1934 el catolicismo por la influencia de sus estudios y su conocimiento del mundo hispánico.

Realizó varios viajes a España. Su experiencia de la Guerra Civil Española fue también crítica, pues inicialmente quiso militar en el bando sublevado por razones religiosas. Pero tras su estancia en Burgos renegó del bando nacional y se puso claramente del lado del gobierno de la República, y realizó una campaña de concienciación para advertir sobre el riesgo de la no intervención en la guerra española.

Se enfrentó a las posiciones tibias como la de Ortega y Gasset y participó como delegado holandés en el Congreso de Escritores Antifascistas de Valencia (1937). En 1941 es despedido por los nazis como profesor de español en la Universidad de Ámsterdam el profesor y gran hispanista Jaan Van Praag, por su condición de judío. Brouwer fue nombrado como su sucesor, pero fue acosado por el Movimiento Nacional Socialista holandés (NSB), con una campaña de desprestigio en su contra y distribuyendo en panfletos revelaciones sobre su oscuro pasado como convicto y acabó renunciando ante las autoridades locales ese mismo año. En esas fechas ya militaba en la resistencia holandesa y realizará diversas acciones directas de sabotaje, como el célebre asalto al Registro Civil de Amsterdam, en manos de la Gestapo, una acción por la que sería detenido poco más tarde y ejecutado en julio de 1943.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario