¡Hayduke vive!, de Edward Abbey

0
195

El regreso de La Banda de la Tenaza

Biblia del activismo y de la resistencia y canto a cualquier forma de desobediencia civil

22 de abril de 2014.-Escrita en 1989, y publicada póstumamente, ¡Hayduke vive!, del escritor norteamericano Edward Abbey, -un personaje emblemático de la cultura contestataria y anarquista norteamericana del que The New York Times no dudó calificar como “héroe de culto underground“-, vuelve a reunir en esta nueva entrega que acaba de publicar la editorial Berenice a los ya míticos héroes de la novela The Monkey Wrench Gang (La Banda de la Tenaza).

La Banda de la Tenaza (Berenice 2012), precuela de ¡Hayduke vive!, es un clásico de la contracultura americana que describe las hazañas de un grupo de rebeldes formado por cuatro miembros, y que desde 1975, se convirtió en una biblia del activismo y de la resistencia “más o menos, pacífica”, y en un canto renovado a cualquier forma de desobediencia civil.

Edward Abbey narra en esta secuela, traducida por Juan Bonilla, el reencuentro de este singular cuarteto. Con la excepción del protagonista, que da título a este libro, a quien se da por perdido, el resto de los componentes y compañeros de correrías, Bonnie Abbzug, Doc Sarvis y Seldom Seen Smith, parecen haber domesticado sus vidas después de su primera aventura en el desierto. Descansan, a su manera, del vértigo de la persecución viviendo entre pañales o entre un sinfín de esposas mormonas.

En principio, los protagonistas están muy lejos de volver a las andadas para luchar contra el desarrollismo sin sentido que les está robando el aire que respiran junto al Cañón del Colorado, hasta que una mega máquina de dragado, -la más grande del mundo denominada la súper G.E.M.A 4250 w, llamada Goliath-, y un reverendo, Dudley Love, irrumpen en escena.

Ambos – la máquina y el reverendo- serán los culpables del reencuentro de La Banda de la Tenaza ante el desolador panorama que le espera al terruño que les cobija, con proyectos que incluyen minas de uranio, plantas de energía, hoteles, promociones para ricos jubilados y un campo de golf con sus 18 hoyos reglamentarios. -¿Dónde están ahora ese cobarde de Hayduke y su Monkey Wrench Gang? -se pregunta el reverendo Love. ¿Podrá alguien enfrentarse realmente a semejante apisonadora?

Edward Abbey cuenta en esta hilarante joya cómica la conjura de estos cuatro divertidos y perturbadores personajes quijotescos que volverán a luchar contra lo que pretendidamente  llaman “civilización” y que no hace otra cosa que subvertir “el orden natural” de las cosas. De nuevo el autor ofrece en esta novela el relato de su indignación acumulada y entre trucos teatrales, humor negro, caracterizaciones magistrales y una literatura muy trabajada, logra con esta secuela afianzar un clásico de culto.

Edward Abbey nació en 1927 en Home, Pennsylvania. Desde joven despertó como un naturalista en potencia, y también como un ecologista, siendo ya un adolescente enfadado por las injerencias humanas en los Apalaches. Aficionado a las plantas, al misterio natural y al chamanismo, Abbey empezó una larga carrera de trabajos ocasionales en la minería, la agricultura y la ganadería.

A los 17 años abandona su tierra natal para conocer la América que le fascinaba por las canciones de Wooddy Gurthie y los poemas de Carl Sandburg. Entonces recorre casi todo el oeste de Norteamérica, descubre su mundo natural y sobrenatural, la cultura india. Llevaba la vida típica del hobo -trabajador ocasional vagabundo americano-, llena de aventuras e incidentes, como su detención en Flagstaff, Arizona, por vagancia, que es rememorada en su novela La Banda de la Tenaza.

En esos años vive el final de la guerra mundial sirviendo en el ejército en Italia. Cuando vuelve estudia Filosofía en la Universidad de Nuevo México entre 1951 y 1956, y culmina su licenciatura con una tesis titulada La Anarquia y la Moral de la Violencia, donde concluía entonces, en línea con su admirado Tolstoi, que el anarquismo era una lucha frontal no contra el ejército y la guerra, sino contra la violencia organizada de los estados. También realiza estudios sobre el cinismo y sobre Diógenes, y destaca su pacifismo individualista.

En 1954 publica su primera novela, Jonathan Troy, la historia de un joven anarquista. En 1956 cosecha su primer éxito editorial con El Vaquero indomable (Berenice 2013) -adaptada en 1962 por Kirk Douglas- una historia del oeste que narra el enfrentamiento entre un cowboy y el gobierno de los EE.UU. Pero su gran éxito literario será su libro de ensayos Desert Solitaire, de 1968, que relata sus años como ranger forestal en el Arches National Monument de Utah.

En esos años milita contra el proyecto de la presa de Glen Canyon y de ahí nace su novela The Monkey Wrench Gang, publicada en 1975. El éxito de este libro le convirtió en un mito de la contracultura y en un pionero de la resistencia activa en Estados Unidos. Publicó hasta una veintena de libros y murió en 1989 debido a una hemorragia esofágica. A su muerte pidió que lo enterraran en un lugar indeterminado del desierto y a día de hoy ya nadie sabe dónde está su tumba.

Sobre ¡Hayduke vive! han dicho:

Los luditas apocalípticos de Edward Abbey, que nos presentó en su magnífica La Banda de la Tenaza, han vuelto después de mucho tiempo y cada miembro de la pandilla vuelve a ser una creación perfecta mediante geniales trazos de la más pura humanidad.” New York Times Book Review

Tienes que volver a reirte bien fuerte… La maldita cosa está viva. Cuando acabas la historia no se te va de la cabeza, que es lo mejor que puede lograr un libro.” Los Angeles Times Book Review

Si eres un fan de Abbey, estarás encantado con esta novela, te conmoverá. Si no lo eres, ¿a qué estás esperando?” Dallas Morning News

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here