Cultura

El caso Perry: una intriga en forma de comedia

Escenarios, 57

El caso PerryLuke Perry es el propietario de un garito donde trabajan las Damas de Tungsteno. Un día aparece muerto y ellas son las primeras sospechosas. Amy Stathouse es una seductora científica infravalorada; Rebeca Apple, una esposa cuyo tortuoso matrimonio le lleva a buscar paz en las terapias alternativas; Irina Grezkitz es una inmigrante rusa con un pasado lleno de misterio. Se inicia la investigación.

Al frente de la misma está el inspector Wunderstand Hitchcock Shwarkoff, un sujeto entre cómico, estrafalario y patético que inicia una la búsqueda del asesino interrogando a cada una de las bailarinas del local. Cuando parece desenredarse el caso, lo vuelve a enredar él mismo. Finalmente se aclara el misterio porque han sido todas ellas y ninguna, al mismo tiempo. Se trata de un crimen colectivo, cuya guinda corre a cargo de un ejecutor que aparece en escena para ‘solucionar’ el embrollo.

La pieza, creación colectiva del grupo Seis de Trébol, es interpretada por Irene Alquézar, Minerva Arbués, Óscar Castro, Nashaat Abdel-Hafez, Susana Martínez y Francesc Tamarite. El espectáculo es subrayado, de inicio y en continuidad, por un estupendo cuarteto de jazz que componen Miguel Ángel Laita a la trompeta, Belén Arbués a los teclados, Guillermo Mata al contrabajo y Sergio Domínguez a la batería.

La obra se estrenó el pasado mes de septiembre en la sala El Extintor. Las sesiones que se han ofrecido en el zaragozano Teatro del Mercado, durante el pasado fin de semana, han estado repletas de público, porque la comedia tiene su gancho. Juega con muchos hilos para componer un tejido denso, a veces repetitivo, pero atento a uno de los elementos más sugestivos de cualquier composición literaria: el juego de y con las palabras.

La obra recurre al teatro del absurdo, a la estética del cómic, al humor, a la intriga, al esperpento, e incluso a lo grotesco. Todos los ingredientes están bien ensamblados y cristalizan en un conjunto coherente. El aludido cuarteto de jazz es un magnífico apoyo durante toda la representación.

Las interpretaciones están a un buen nivel. El ritmo es ágil, pero la trama a veces se atasca y llega a ser confusa. Quizá recortando o abreviando algunas de las escenas, la obra hubiera ganado, al perder un poco de su lastre argumental.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario