Sociopolítica

Sentimiento socialista

Tan fácil, es solo cuestión de poseer sentimiento socialista,  el PSOE y el PSC están a horas  del nombramiento de un  nuevo Secretario General y con ello una nueva ejecutiva.

Todo ello dentro de una muy prolongada época de horas muy bajas de la socialdemocracia, una devaluación ideológica, pero no por la idea, la cual sigue incólume e ineludible para afrontar los graves problemas que afectan y afectarán a millones de ciudadanos de España, evidentemente también a Catalunya.

Una  desvaloración  de la socialdemocracia,  por causa, en mayor  o menor grado de algunos/as  que han tenido o tienen responsabilidades en el PSOE y en el PSC.

Una incapacidad dirigente manifiesta en estos últimos años, de entre otros graves errores el  de una total incoherencia,  perdiéndose  toda ejemplaridad y sentimiento ideológico. Entre muchos ejemplos el muy grave  el de  la sumisión al  capitalismo salvaje, al neoliberalismo imperante (destruyéndose  con ello el estado de Bienestar, un logro  posterior a la II guerra mundial).

Foto: Francesc Costa

Foto: Francesc Costa

Pérdida  ideológica  e identitaria del PSOE y  la del PSC,  en mayor grado para este último, dado que hay que añadirle  la  manifiesta incapacidad del PSC  en  afrontar la muy  prolongada singular coyuntura político social de Catalunya, establecida desde un único poder político. Que por sentido democrático y responsabilidad política hubiera tenido que combatir y denunciar.

Después de años reconociendo el propio  PSOE, así como  el PSC que debían de reflexionar sobre  las causas de la  constante pérdida de soporte popular,  parece que por fin aceptan el hecho de haber  abandonado   la ideología, como  la realidad  de haber dejado de  ser un referente de la izquierda.  Los candidatos  a las secretarias generales parece si están dispuestos a recuperar los orígenes ideológicos y con ello  la ejemplaridad y  responsabilidad política ideológica.  Se han oído  de los candidatos interesantes  propuestas,  aun  para algunos militantes y ciudadanos/as recibidas  con cierta incredulidad (la decepción ha sido enorme y constante) . Dichas propuestas  deberían satisfacer a los militantes de estos partidos socialistas ( evidentemente las propuestas son muy aceptables, representan un paso importante, las mismas han sido expuestas por los diversos candidatos en un tono distinto, bien por cuestión de personalidad o por el hecho de que para alguno  quizás forma parte de su piel, el votante debería  de percibirlo)  como  a los votantes que aún puedan haber, hasta quizás se puede  recuperar a algunos que dieron la espalda a los socialdemócratas españoles,  simplemente por no reconocerlos.

Tan fácil, es solo cuestión de poseer un sincero sentimiento socialista.  Solo así podrá ser la hora, no cabe otra opción, el nuevo Secretario General debe de ser un ideólogo socialdemócrata, con imprescindible tendencia a la izquierda, con gran conocimiento del país, de la sociedad en toda su amplitud y en sus diversos niveles, con la sensibilidad, carácter y autoridad (necesario  giro de prácticamente   ” 180 º”  para posibilitar la denuncia y las nuevas audaces ideológicas actitudes)   para afrontar los grandes y enormes retos.  Es la hora de enarbolar la bandera socialista con ejemplaridad y dignidad, teniendo en mente a todos aquellos millones de ciudadanos/as que lo están pasando muy mal, con pocas esperanzas y con la posibilidad de que se sumen más, todo ello en un entorno difícil, de gran manipulación,  populismo, lerrouxismo , de gran frivolidad, materialismo e individualismo .

“Cuidaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”  Mateo, 7:15

–         Discrepo de la “transversalidad” que algunos  del PSC  reclaman para el partido, alegando que se ha perdido, me parece una justificación, como también de aquellos que manifiestan que en el partido caben todos. La transversalidad ytodos  los que puedan caber  deben de pivotar alrededor del  eje  de lasocialdemocracia, no cabe otro eje superior. La socialdemocracia tiene la capacidad de cubrir distintas clases sociales  y sensibilidades que se unen  bajo el mismo prisma ideológico, de responder a los nuevos retos que afectan a millones de ciudadanos, a la ciudadanía en general.

Los militantes  y  los ciudadanos/as votantes  deberán poseer buena nariz, ser  muy  rigurosos y exigentes con  el  escogido , con  el cumplimiento de las propuestas que éste  haya efectuado  durante su campaña  y por las cuales ha  salido elegido Secretario General.

 “Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?  Mateo, 7:16

–         Únicamente es válida un política de ideología socialdemócrata, evidentemente existen situaciones que por responsabilidad de país invitan al pacto, acuerdo, una conjunción.  Ello debe de ser debidamente argumentado a la militancia, a la ciudadanía   y que unos y otros puedan  expresar su opinión al partido político.  Por ejemplo: Es difícil de entender los acuerdos- expressentre el PP y el PSOE, como lo es, el acuerdo del PSC con C.i.U sobre elBarcelona-Word, no es un modelo de país.

Catalunya lamentablemente únicamente ha existido la posibilidad  de un solo candidato, existió otro del cual  prácticamente se desconoce,  no obtuvo el soporte necesario.  El candidato que será elegido, ignoro con que cantidad de votos, pero elegido. Su papel  de Secretario General será   mucho más  difícil y complicado( se le exigirá más por parte de los votantes y militantes, los “otros” únicamente será  por utilización política)   que su  homólogo del PSOE,  precisará de mucho carácter, personalidad y autoridad,  no son válidos los precedentes, la sociedad en general en estos últimos años ha sufrido duros golpes  tanto en Catalunya como en el resto de España, pero la catalana  sufre unas características política social muy especiales como ya se ha escrito,   además ha sufrido debidos a ellas, hechos de gran trascendencia como es el llamado proceso soberanista y todo lo que  ello ha implicado, destacándose  la embestida  mediática ( de algunos medios de comunicación, destacando el público con una dedicación casi exclusiva)  y política( determinados partidos políticos ,  organizaciones y entidades)   con la consecuente  provocación de unos sentimientos , causando a su vez un rechazo hacia determinados partidos políticos  e instituciones. Con todo lo que ello muy lamentablemente  denota.

De no estar dispuestos a  salirse de la línea política  socialdemócrata con  todo lo que ello comporta y obliga , por ejemplo: a la ejemplaridad, a la coherencia, a la responsabilidad, a la denuncia ( mucho hay) ,  a la lucha general en defensa de la justicia social, a la recuperación del estado de bienestar,  acabar con la corrupción (expulsión de todo militante socialista corrupto/a) y a  entregarse a posibilitar una solución para la España multinacional, multicultural, multilingüistica,  como lo sería el federalismo , la alternativa  socialista es posible. En caso contrario que todo siga un continuando, la desvaloración de la socialdemocracia seguirá acentuándose y entrando en unos años de oscurísimo.

Tan fácil, es solo cuestión de poseer sentimiento socialista.  ¡Ser, o no ser, es la cuestión!

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario