Teatro: mujeres bandoleras

0
400

Escenarios, 75

Soplan aires clásicos en el Teatro Principal de Zaragoza. Tras el extraordinario recital de poesía erótica que el jueves día 13 llevaron a cabo cuatro actores de primera línea, María José Goyanes, Emilio Gutiérrez caba, Ramón Langa y Cristina Goyanes, aparece la Compañía Nacional de Teatro Clásico durante el último fin de semana presentando ‘Las dos Bandoleras’, de Lope de Vega.

Un elenco, también de primera línea, formado por Helio Pedregal, Carmen Ruiz, Macarena Gómez, Gabriela Flores, Llorenz González, David Fernández, David Luque, Alex Larumbe y Albert Pérez, bajo la dirección de Carme Portaceli, pusieron en escena de forma admirable la obra citada, entreverando otros textos de Lope muy bien encajados.

Dos bandolerasPodemos decir que la obra tiene ribetes feministas. Las hermanas Doña Teresa y doña Inés, principales protagonistas de la acción, interpretadas por Macarena Gómez y Carmen Ruiz, esperan que su padre, el hacendado Triviño, a quien da vida Helio Pedregal, decida con quién se casarán y cuándo. Pero ellas han decidido con quién lo harán y de qué manera. Se han enamorado de dos soldados, quienes poco después de entregarse a ellos acaban burlándolas.

Las dos mujeres, llenas de rabia y de razón, deciden seguir los pasos de una bandolera, la mítica Serrana de la Vera, conocida como Leonarda, protagonista del romance popular, que en la representación interpreta Gabriela Flores, y se convierten en salteadoras en los montes de Toledo, para así vengarse de sus burladores y matar a todo hombre que se atreva a cruzar la sierra. No se resignan a ser juzgadas por la sociedad después de haber sido víctimas de los desaprensivos soldados.

A menudo se ha desfigurado la imagen de las serranas bandoleras como mujeres varoniles, matahombres y salteadoras. Pero el bandolerismo ha sido un fenómeno universal, resultado de un mundo dominado por la miseria y la injusticia. La rebeldía aparece entonces como única respuesta a una sociedad que únicamente defiende los intereses de los poderosos y sus lacayos, en este caso, de los hombres.

Dos bandoleras 2La puesta en escena de esta pieza, que combina fragmentos de otras comedias de Lope de Vega, fundamentalmente de ‘La serrana de la Vera’, actualiza cronológicamente la historia aproximándola al mundo contemporáneo. No en vano el abuso de los poderosos sobre los débiles es una constante universal, perfectamente detectable en los días que corren. El montaje es simple, pero muy dinámico, con un excepcional estudio de los movimientos escénicos.

La intención de Carme Portaceli y Marc Rosich, al hacer la fusión de personajes y situaciones, ha sido rendir homenaje a todas las mujeres fuertes, llenas de sagacidad y determinación, que aparece en las obras de Lope.

Aprovechando esta operación, se incluyen algunas arengas antibélicas del dramaturgo en boca del gracioso Orgaz, interpretado por David Fernández.

Extraordinaria versión de las obras de Lope, muy bien diseñada, largamente trabajada, y muy bien interpretada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here