Sociopolítica

Recuerda que pisar mierda trae buena suerte

“Nada tienes que temer, al mal tiempo buena cara, la Constitución te Ampara, la justicia te defiende, la policía te guarda, el sindicato te apoya, el sistema te respalda y los pajaritos cantan y las nubes se levantan”. Joan Manuel Serrat

mierda

Foto: kayakdemar.org

No hace falta estrujarse los sesos para saber que este modesto artículo reconoce como inspiración los versos de la canción “Toca madera” del cantautor español Joan Manuel Serrat en razón a que, pensamos que ciertas verdades son tan evidentes en la realidad pero adquieren fuerzas al recrearlas, sumamos también la canción de Raúl Porcheto, cantautor argentino.

“Y ajústate los machos, respira hondo, traga saliva, toma carrera, y abre la puerta, sal a la calle, cruza los dedos, toca madera”, dice otro verso. Y en verdad, uno debe armarse de coraje para salir a la calle, ya sea para ir a trabajar o vagar, la inseguridad campea y la pobreza se multiplica, mientras la televisión te entretiene con asuntos de terceros.

Empezamos el mes de febrero, estamos en pleno verano, caluroso y lluvioso. El micro que tarda y cuando llega está lleno de personas en condiciones de reses y el calor arrecia y el acondicionador de aire no anda.

¿Y los funcionarios y políticos con quienes urge tratar asuntos de interés social? De vacaciones, chango.

En Argentina es un año electoral y ya sabemos que no es un mero hecho, es un gran hecho por las implicancias del proceso electoral que se mete en nuestras vidas queramos o no. Aquella canción que dice “Che pibe vení y votá”, de Raúl Porchetto vuelve a ser actual.

Uno de los versos de esta memorable canción dice: “Esencia y moral es bueno
pero de golpe no podemos el país así cambiar confórmate con algún puesto sos joven para entender esto ché pibe vení votá”

La semana pasada el Diario Opinión ciudadana y el Portal de Radio La Voz publicaron una nota titulada “Es necesario cumplir el artículo 90 de la Ley de Educación” referente a un artículo hecho por el Dr. Héctor Polino dando cuenta de su pensamiento sobre el incumplimiento de la mencionada norma.

Tal vez no sea necesario para que las autoridades escolares se decidan a respetar efectivamente tan noble propósito, pisar mierda.

Retiremos algunos conceptos puestos en la especie periodística, tales como: “La educación cooperativa escolar- alegó Polino- contribuye a eliminar el individualismo, el consumismo, la especulación, la drogadicción y demás lacras sociales. La práctica permanente del esfuerzo propio y la ayuda mutua, la solidaridad, el trabajo honrado, la autogestión económica, genera una sociedad mental y moralmente sana”.

Lamentó Polino que “, no ha existido la suficiente voluntad política por parte de las autoridades educativas para impulsar la educación cooperativa en las aulas” y ratificó que “las leyes se dictan para ser cumplidas, después de más de 8 años no existen más excusas para dar estricto cumplimiento al artículo 90, de la ley de educación nacional”.

“Por nuestra parte, aquí en Formosa ( Argentina), decimos, y ante el inminente inicio del ciclo escolar 2015 hemos planteado nuevamente a los responsables del área educativa la conveniencia de restituir el Programa de Educación y Desarrollo Cooperativo Escolar-ProDeCoop-Escolar-creada por Resolución Nº 1892/01, e injustamente defenestrada por Resolución Nº 630/07”.

Redondeamos nuestra apreciación en que “en verdad, el Dr. Polino en su artículo sintetiza el sentir de muchos docentes que desean acceder a los nobles saberes de la Pedagogía y didáctica cooperativa escolar, acorde a la garantía constitucional del derecho a aprender y enseñar”

Concluimos que tantas votaciones desde el año de 2006, (cada dos años son eleccionarios) año en que fue sancionada la Ley de educación nacional, tal vez en estas elecciones “abran cancha”, como dice el gaucho.

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario