Cultura

La poética de Angélica Morales

Lecturas, 13

Asno mundo (Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, 2014, 59 p.)
Monopolios (Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2014, 64. p.)

13. ANGÉLICA MORALES, Asno mundoDigo poética y no poesía al hablar de la literatura de Angélica Morales porque casi todo lo que ha escrito está impregnado por un aura poética. Sus primeros libros de relatos, Piel de lagarta y Amar en martes, aparecidos en la colección ‘Cantela’ de Editorial Certeza en 2007 y 2009 respectivamente, contienen un sutil lenguaje poético entreverado con los contenidos narrativos de carácter dramático, lúdico, cáustico o erótico que transitan por esos textos.

En 2011 sorprendió a propios y extraños ganando el prestigioso concurso de poesía ‘Miguel Labordeta’ con un libro denso, intenso y desgarrado, que tituló Desmemoria. A partir de ese momento ha intensificado su tarea en el campo de la lírica y ha obtenido diferentes reconocimientos, destacando el premio internacional de poesía ‘Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria’, en 2013, con el primero de los libros que aquí comentamos, Asno Mundo.

Editado por el ayuntamiento de la ciudad isleña, hace el número 48 de una prestigiosa colección que, entre otras virtudes, está bien presentada, cosa que no siempre ocurre con este tipo de literatura sin rentabilidad comercial. El libro reúne 40 poemas numerados, sin título, cada uno de los cuales contiene una voz contundente, en ocasiones alterada, con la que la autora denuncia, zahiere, afea o destroza conceptos y realidades que campan por este mundo bastante asnal.

Del espíritu no quiero hablar, dice en el poema 28. Mejor es subirse a una calavera y blasfemar, con los brazos en cruz, hacia Roma y sus mujeres edificadas, concluye. Que escarben en mi interior. Dentro de mí solo encontrarán los muros del palacio que fui, declara en su reto del poema 34. Cada verso encierra una provocación: Andan equivocadas las esferas del reloj, los anillos de Venus y su música, advierte en el poema 3. Y manifiesta su desazón reiteradamente: Escribo en medio de mis ruinas, comienza el poema 16, y el 17 termina diciendo: Todo lo que besa el corazón, vuela, se hace fuga de violines sobre el hombro en espiral de una mujer.

Suficientes testimonios de la fuerza y el carácter que impregnan las composiciones del libro.

13. ANGÉLICA MORALES, MonopoliosLa última de sus presencias editoriales viene de la mano de la no menos prestigiosa colección ‘La gruta de las palabras’, que dirige Fernando Sanmartín y edita Prensas Universitarias de Zaragoza. Su poemario Monopolios hace el número 86 de la serie. Acude Angélica Morales a la compañía de excelentes voces como las de José Antonio Rey del Corral, Emilio Gastón, Javier Delgado, Manuel Vilas, Antonio Fernández Molina, Fernando Ferreró, José María Pérez Collados, José Antonio Conde, Ignacio Escuín, Ángel Petisme, Javier Barreiro, José Antonio Labordeta, Manuel Martínez Forega, Rolando Mix, Enrique Cebrián Zazurca, Mariano Castro, José Verón Gormaz, Joaquín Sánchez Vallés y Ángel Guinda, entre otros vates de la tierra o vinculados a ella, para derramar 56 cantos -ahora todos titulados- en los que recoge lágrimas y suspiros del tiempo pasado, desde la infancia hasta una realidad presente que se presenta indefinida e indescifrable, como recoge en su último poema, titulado ‘Tan tarde’, que comienza diciendo: Nunca ha sido tan tarde ni en el tiempo ni en la piel.

Un poemario, este Monopolios, que permite aflorar sentimientos lacerantes y manifiesta una visión desesperanzada, cuando no caótica, del futuro. Es comprar pan tierno y tú apretar mi garganta, dice el verso final de ‘Lo que no se puede retratar’, el poema número 30. Algunos ni siquiera eran conscientes de que habían muerto y seguían caminando por las aceras, lamenta mediado el poema ‘Hablar de niñas jadeantes’.

Así es la poética de Angélica Morales, una vibración dramática pasada por el tamiz de la belleza.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario