Cultura

¡La real supervivencia espacial!: The Martian (2015)

martian2015Ridley Scott jamás fue un realizador completo, pero hace su trabajo.

Es competente y un fascinante director de actores, eso sí cuenta con un buen guion para trabajar, dándolo todo como un buen artesano y crear algo digno. Le das un texto excelso y saldrá algún Blade Runner, con uno común o mediocre tendrás torpezas nivel Prometeo, e inclusive peores sandeces como Éxodo: Dioses y Reyes.  Entonces, ¿Qué pasa con The Martian, una interesante adaptación del libro homónimo de Andy Weir escrita por Drew Goddard -también director de la genial The Cabin in the Woods-? Pues veamos si funciona o no.

El Ares III, una misión de exploración tripulada en Marte se ve obligada a evacuar por una gigantesca tormenta de arena, desgraciadamente uno de los astronautas, el botánico Mark Watney (Matt Damon), queda atrás y desaparece, le dan por muerto. De repente da señales y ahora, con el poco equipo del que dispone, su buen sentido del humor e ingenio, debe sobrevivir a las inclementes condiciones hasta que vayan a su rescate, quizás.

Es una cinta realmente honesta y humanista. Casi no recae en la apología exacerbada y transmite sentidos matices del valor y la determinación.

Admito que me llegó -con un par de sustos menciono-, apelando al sentir primario que ya extrañaba en los últimos días; también muy cercana gracias a su impecable investigación e inteligente construcción y sustento. Una aventura genuina con destellos significativos, más próxima a la eventualidad científica que a la ciencia ficción pura.

1E2FE3AD

Lo único que enaltece y prevalece aquí es la fortaleza del espíritu humano. Agradezco tanto ver a un protagonista activo, sagaz, o sensato que encare a su manera los percances de acuerdo a su coherente personalidad, reflejada en motivaciones y decisiones bien pensadas desde el papel.

Es un descanso de aquellas obras que les encanta cortar de tajo la verosimilitud en pos de salvar al personaje mediante maquillados y forzados deus ex machinas, tal como la torpe Gravity de Cuarón.

Posee balance en su tono, es ligera y oscura según lo requerido, por ello evade el peligroso terreno de convertir a Mark en el manoseado –facilista además- I.T.T (individuo tópico trastornado) de otros relatos de supervivencia, tan amigo del impacto breve y los ridículos comportamientos erráticos. ¡Vaya!, recordé Sunshine de Danny Boyle.

Los dilemas y contradicciones de la situación se desarrollan correctamente en diálogos pertinentes, agudos y disfrutables. Potenciado el todo en una diégesis sencilla aunque fluida, sobretodo la musical con su asombroso repertorio, el montaje con Starman de David Bowie es fabuloso. Constante es la angustia al involucrarte en las apropiadas reacciones, algunas discretas pero reales. Un drama creíble de abultadas raíces, y que le brinda una estupenda relevancia a piezas de ABBA o Gloria Gaynor.

df-20584rv2 martian

Por lo demás está bien filmada y nunca decae, eso rescato de Scott con frecuencia, sin importar algún que otro problema sus historias no pesan.

Sin embargo en lo actoral solo sobresale Damon, las demás caras reconocidas como Jessica Chastain, Kate Mara o Jeff Daniels apenas cumplen su función con pizcas de caracterización, al menos sus roles son necesarios y no los desaprovechan tanto. Son más que entes para tirar exposición, por ellos es aceptable toda esa información sin abrumar al espectador.

Toma lo expuesto y se exprime. No es grandiosa, pero da lo que ofrece en un refrescante y factible enfoque de nuestro rol frente a la vastedad del universo. Te complace de la mejor manera, depende de cual prefieras.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario