El Lancero de Talavera: el arte del placer entró en el museo

0
40

Un dildo de diseño espectacular, fabricado en  cerámica, basado en la obra del escultor Ernesto Yáñez y con el asesoramiento de la experta sexóloga Verónica Arrogante, se convierte en un objeto de museo, codiciado por los coleccionistas

El Lancero de Talavera
El Lancero de Talavera

La popularidad de este particular dildo ha traspasado las fronteras de la localidad toledana de Talavera de la Reina: “El Lancero” formará para siempre parte del mundo de la historia y el arte de la sexualidad en España,  tras instalarse en el Museu de l´Erótica, todo un honor que ha acogido con enorme satisfacción Héctor Valdivielso, gerente de  Non Sit Pecccatum, la boutique erótica y de Salud Sexual que hizo realidad la original idea de dotar de nueva vida a un objeto tan antiguo:

“En Non Sit Peccatum estamos muy satisfechos de que el director del  Museu de l´Erótica de Barcelona se haya fijado en nosotros y así nos dé la oportunidad de que la gente conozca aún mejor El Lancero”.

Por encima de su utilidad práctica “El Lancero” se ha convertido en un objeto de coleccionista

Despierta admiración e interés a partes iguales

Al estar fabricado con la mejor cerámica de Talavera de la Reina, el resultado es un dildo de alta gama que no tiene nada que envidiar a las obras de artesanía más refinadas,  por lo que ha conquistado el mercado internacional, llegando a países como México, Estados Unidos o Bélgica. Para sus creadores “El Lancero” siempre ha sido algo más que un simple juguete sexual y han cuidado con mimo cada detalle de su diseño y la calidad de sus materiales.

La idea de un dildo de cerámica artesanal rompe con la imagen que la mayor parte de la gente tiene acerca de este tipo de artículos y juguetes íntimos. Y ahí es precisamente dónde radica su éxito y su originalidad.

En el Museu de l’Eròtica, arte y sexualidad van de la mano

En sus salas pueden encontrarse objetos de diversa procedencia cultural que se han utilizado bien con fines rituales o bien con fines amatorios. Desde los cortometrajes eróticos encargados por Alfonso XIII pasando por el ejemplar de Playboy de 1953 con un cotizado desnudo de Marilyn Monroe, la lista de curiosidades que se exponen en este museo barcelonés es bastante amplia y para todos los gustos. Por ello “El Lancero” encaja a la perfección en este contexto ya que además un instrumento de placer es un preciado objeto que entronca con la belleza de la famosa cerámica talaverana.

Sexualidad, vida cotidiana y arte en una sola pieza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here