Sociopolítica

El canguelo del PSOE

PSOE…

Los sociatas están cagaos

Porque después del acuerdo logrado por Podemos e IU (algo que no esperaban los señoritos de la rosa en el puño) el panorama que se les presenta a las huestes actuales de don Pedro Sánchez, ante las futuras elecciones generales del 26J, no puede ser más negro. Y mira que se lo aconsejé a don Pedro: “debe usted coger el látigo y arrojar del templo de una puñetera vez a los fariseos que vienen atentando de palabra, desde hace ya tiempo, contra su persona y su cargo”.

No me ha hecho usted ningún caso. Prefirió iniciar un romance con la derechita ciudadana, a ver si la jugada le salía igual o parecida a la que se acogió su “compañera” Susana en esta pobrecita Andalucía que no despega ni con zotal. Y para colmo de los colmos, exigió que si alguien quería ejercer de invitado selecto en tan floreado idilio debía aprenderse de memoria el catecismo con el que sellaron su boda por lo civil.

¿Y qué le pasó, amigo Sánchez?

Que se adentró en el ridículo, al comprobar cómo se quedaba más solo que la una en una votación paupérrima, al haber forzado una investidura que desde el primer momento sabía que se convertiría en un viaje a ninguna parte. ¿O acaso creía, que en su lecho y con su pareja se iban a meter a yacer determinadas izquierdas? ¡Hombre, no joda! Que las izquierdas también tienen su corazoncito, caramba.

Claro que, no contento con ello se atrevió a culpar a “los otros” de su derrota, erigiéndose sin rubor alguno en salvador de la patria. Frustrado, eso sí

 

Pedro Sánchez PSOE

Foto: en.wikipedia.org

. Que no quisieron esos “otros”, decía a boca llena y ante los focos que le alumbraban, seguirle en su particular cruzada. Y yo le pregunto: ¿quién quiere naufragar con un barquito de papel que está repleto de vías de agua, oiga?

Y así, hasta el presente

Un presente demasiado grueso que no le cabe en el cuerpo, ni al secretario general de los socialistas españoles, ni a los todopoderosos que desde las sombras dirigen al partido político en cuestión; dado el reciente compromiso adquirido por Podemos e Izquierda Unida para acudir juntos a los comicios de junio, y que a más de unos cuantos les va a provocar una úlcera de cuidados intensivos.

Es por ello, y se lo escribo sin acritud, que si verdaderamente el señor Sánchez quisiera para España su tan cacareado “Gobierno del cambio”, solamente debe abrir bien los ojos y mirar de frente lo que en la pancarta morada y roja le han escrito con claridad meridiana, Iglesias y Garzón. Pero antes, antes de cualquier actitud, debe alzarse los pantalones, arremangarse la camisa con un par, y sin más prejuicios por el qué dirán los cuatro catetos y chochos que anidan en el ocaso, establecer una coalición de izquierdas. Pues que, hoy por hoy, el PSOE funciona en modo canguelo.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario