Asesinatos en Dallas: recordemos Cutter y Bone

0
51
Multislim Adelgazar

Cutter y Bone… Cutter’s way

“El asesinato de cinco policías en Dallas durante una protesta pacífica por la muerte —en Minnesota y Luisiana— de dos ciudadanos negros a manos de agentes de las fuerzas del orden ha revelado con toda crudeza la profundidad de la brecha racial que atenaza a la sociedad estadounidense. El presidente Obama, extremadamente sensible a los abusos policiales, ha sido igualmente firme en su condena de lo ocurrido en Dallas, que ha calificado de “atroz, calculado y deleznable”. El País

Cutter y BoneCutter y Bone de Newton Thornburg

Ligoteo

En estos días, semanas, meses o años que corren en la América de las libertades y los gatillos ligeros, donde matar a tiros a un joven negro desarmado puede tener, aproximadamente, el mismo valor que un tinto con casera en una taberna del barrio…

Esta conmovedora novela que comento puede servirnos como muestrario de las vivencias y secuencias de la otra cara de la vida social de Norteamérica. Esa Humanidad B que pese a su realismo y novedad literaria, conviene señalar puesto que la historia fue la base literaria de una película que se estrenó en 1981. Extraño film, pues, resultó oscura la atención prestada en Norteamérica, la falta de interés y sinceridad crítica. Seguro que se debió a la trama.

Y es que según leo, “Solo en Francia vieron lo arriesgado de la apuesta de su director y la elevaron a los altares del cine Noir. La película (1981) se llamaba Cutter and Bone”. Siempre nos quedará París, ante tan palpitante como contestataria narración fruto de la pluma del escritor norte americano Newton Thornburg, que llegó a publicar once novelas siendo muchas de ellas auténticos best-sellers.

Cutter's WayMas pese al desdén calculado y al maltrato en su época, Cutter´s way hoy en día es una película de culto. Y como novela fuente de la historia, no más ayer, ahora editada en español por la joven editorial independiente y de exquisito gusto, Sajalín, dentro de su nueva colección La orilla negra, en la que se publican igualmente títulos otros escritores de calidad. Una editorial dispuesta a mostrarnos sin demagogias al uso político de los “Por lo tanto de la mafia que domina el cotarro nacional” la miseria y dolor de la cara B de la sociedad estadounidense, con sus enormes diferencias que continúan, pese a los discursos, siendo la lacra oculta que no se muestra de la sociedad.

La permanente secuela de un país actualmente en estado grave.

Y Cutter y Bone es esa novela con trágico y doloroso corte de manga a los poderes establecidos, por medio de sus diálogos entre los protagonistas de la historia, en verdad, sorprendentes, mostrando con todo desparpajo las secuelas de los americanos que volvieron del fracaso de mortandad y mutilados en la guerra de Vietnam.

Richard Bone es uno de nuestros personajes metido en la treintena. Procede de la clase alta de la sociedad americana, atrás deja mujer y dos hijas encantadoras para convertirse en un inadaptado que odia su propia clase y el sistema por lo que se ha establecido como una especie de gigólo, vividor de solitarias turistas que por suerte le dan techo y gastos pagados por complacerlas, pues sin techo ni familia su presente presagia oscuro futuro. Malvive en el apartamento de Cutter, un veterano del Vietnam inválido con una pierna metálica, manco y tuerto, cicatriz en la cara, le explotó una mina allá en Vietnam.

Al Cutter tullido su pensar se le dispara cuando el alcohol lo calienta. También procede de padres millonarios arruinados. Son los personajes de esta historia que se desarrolla principalmente en Santa Bárbara (California). Mucho tugurio donde beber y no menos carretera cuando se tercia, sobreviviendo con la paga del primero por ser veterano de guerra. Tienen un buen apartamento que en tiempos atrás mostraba calidad, pero que ahora es puro abandono en buen lugar. Son víctimas de su inadaptación, inconformistas contra la alienación del desastre; se beben todo lo que pueden y más, por lo que la paga de Cutter no llega hasta final de mes. Con ellos está Mo y el pequeño Alexander El panorama es desolador. Nadie se ocupa de la casa, del niño, ella vive bajo el sopor de los sedantes todo le es ajeno salvo sus pastillas y los combinados.

Una noche en la que Bone vuelve a casa después de un falso romance, ve a un tipo tirando un bulto a un contenedor. Él imaginó que eran palos de golf. Pasados unos días la prensa publica que se trata de un cadáver. Cree reconocer al posible asesino en una foto del periódico, lo que desata las ansias capitalistas y chantajistas de Cutter, que ve ahí un chantaje perfecto para solucionar sus vidas.

Aquí la historia da un giro fantástico ya que Cutter y Bone ofrece mucho más del retrato oscuro trasfondo de una sociedad, una historia de amistad y amor hasta el límite. Todo puede ser sorprendente en Cutter y Bone pues la historia da vueltas y giros y Thornburg siempre coge el camino difícil, el camino duro, el que nos hace temer lo peor. Con un estilo depurado, duro, conciso, rico, la variedad de escenas que se suceden. Tres personajes, Cutter, Bone y Mo son tres vidas en una marcha incierta y peligrosa en el vacío.

Thornburg, es un escritor hecho a sí mismo con personalidad insobornable, que nos deja en esta novela una narración inolvidable y conmovedora sobre la contabilidad social B de un país sobrecogedor. Pura literatura realista de excelente estilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here