Karma

De encarnación en encarnación

Re… encarnación

El hombre cosecha lo que él ha sembrado anteriormente

karma reencarnación

Foto: Pixabay

Lo que se nos presenta en esta vida lo hemos provocado nosotros mismos, posiblemente en una vida anterior.

Hoy lo podemos reconocer y purificar y con ello liberarnos de esa carga, ¿no es esto una gran misericordia?

Podemos estar agradecidos de que Dios nos regale una y otra vez una oportunidad para liberarnos de nuestras cargas y purificarnos –en vez de, como lo afirma la Iglesia, disponer de una única vida en la que todo se tendría que decidir de modo definitivo.

El principio de la reencarnación, un conocimiento ancestral, no tiene tampoco nada que ver con una «auto redención», que tal vez haría innecesario el acto redentor del Nazareno. Por el contrario: Sólo la fuerza redentora de Jesús el Cristo es la que nos permite levantarnos una y otra vez con Su ayuda cuando hemos caído, el provocar una y otra vez un cambio en nosotros desde el interior, y también irnos desarrollando paulatinamente cada vez más hacia lo superior, de encarnación en encarnación, cumpliendo más y más Su voluntad.

De la Publicación. “Reencarnación. Un don de gracia de la vida”, Editorial Vida Universal

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario