LifeStyle

Marihuana legal ¡Sí se puede!

Aún con los grandes avances en ciencia e investigación que abrazan la actualidad, pareciera que hablar de marihuana sigue siendo un término satanizado por la sociedad, la razón de este tabú surge de su relación con la planta del cannabis, que por años ha sido desprestigiada.

Marihuana legal ¡Sí se puede!
Marihuana legal ¡Sí se puede!

Lo que sí es cierto es que la marihuana resulta ser un derivado que se obtiene a partir de las flores secas de la planta femenina, por su puesto, con un contenido de Tetrahidrocanabinol (THC) que la convierte en ilegal, sin embargo, comprar marihuana CBD en Justbob es una de las alternativas que está marcando tendencia, pues este producto se caracteriza por ser rico en CBD o cannabidiol y con un nivel de THC que se mantiene bajo control, es decir, no supera el 0.2% por lo tanto se considera como marihuana legal.

Cannabidiol VS Tetrahidrocannabinol

Para entender más a profundidad la aceptación de la marihuana legal, es preciso hablar un poco de los dos cannabinoides que han causado tanta polémica y que a pesar de formar parte de la planta desde tiempos remotos, ambos parecen enfrentarse entre sí.

En primer lugar se encuentra el CBD, uno de los compuestos que ha dado la talla si de medicina natural se habla, y es que sus grandes propiedades terapéuticas lo han convertido en un compuesto natural de referencia en la actualidad; la razón es muy sencilla, este compuesto interactúa sobre el sistema nervioso central específicamente en el sistema cannabinoide generando un estado de calma, tranquilidad o sedación, pero lo curioso es que dentro de este estado de relajación, la parte cognitiva no se ve alterada, es decir, el individuo se mantiene en pleno uso de sus facultades mentales.

Caso contrario ocurre con el THC y su efecto “colocón” esto quiere decir que, tras su consumo se experimenta una ola de euforia donde el individuo no percibe la realidad como es, y suele impactar de forma negativa sobre su memoria, los efectos de este cannabinoide se consideran psicoactivos y generan adicción por lo que es catalogado como un psicotrópico de uso ilegal.

Apoyo total a la marihuana legal

Durante años los países han batallado por establecer un consenso en cuanto a la legalización del cannabis, sin embargo, Europa ha sido uno de los continentes con más aceptación en este tema, y la Convención Única de Estupefacientes del año 1961 ha sido de gran ayuda para que la sociedad entendiera cada vez más la realidad, aunado a esto, la ciencia médica ha sido contundente con los hallazgos en torno a la planta de cannabis, específicamente los relacionados con el CBD, tanto es así, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alzado la voz y respalda la condición del CBD como compuesto natural carente de efectos psicoactivos por lo tanto, no representa riesgo para la salud.

En este mismo orden de ideas, el mercado actual se las ha jugado en pro de potenciar la credibilidad de la planta, claro está, que existen condiciones imperativas para que los diversos productos derivados de ella queden exentos de fiscalización, es decir, los productos a base de CBD con concentración de THC inferior al 0.2% son totalmente legales y libres de fiscalización internacional; la Unión Europea aprueba este hecho, pues la comercialización del CBD es libre entre aquellos países que forman parte de la organización.

¿Cómo aprovechar el uso de la marihuana legal?

Ya quedó claro que la marihuana legal es producto de la manipulación de híbridos que a través de diferentes procesos se logra aminorar su contenido de THC hasta llevarlo al nivel legal, esto la convierte en un producto de libre aplicación para la vida diaria gracias a su contenido de CBD que se sitúa como protagonista.

Ahora bien, este cannabinoide ha resultado de provecho para el día a día y poco a poco se ha disminuido el tabú que rondaba su uso; entre su valor terapéutico se sitúa la capacidad que tiene para solventar de forma natural el problema de insomnio, esto se consigue gracias a su efecto calmante o sedante que permite un estado de relajación y propicia la conciliación del sueño de forma natural sin ocasionar dependencia como la mayoría de los fármacos que se usan para esta patología.

Diversos estudios han respaldado su acción antidepresiva y anticonvulsivante, aunque aún existen detractores para los cuales las evidencias no son suficientes. Si de estrés y ansiedad se trata, el CBD ha dado en el clavo para quienes se enfrentan a estos padecimientos, pues resulta ser otra de sus aplicaciones terapéuticas de mayor alcance, incluso la medicina veterinaria también ha sacado provecho de este potencial siendo aceptado para el tratamiento de ansiedad en mascotas; es de hacer notar que las investigaciones en torno a este tema apenas están tomando vuelo, poco a poco se ha limpiado la reputación del cannabis y la sociedad muestra su lado compasivo ante la cantidad de beneficios que otorga su consumo dentro del marco legal.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario