LifeStyle

Por qué elegir cortinas verticales

Piensa en una cortina. Es posible que, de primeras, te venga a la mente una de corte tradicional.

Por qué elegir cortinas verticales
Por qué elegir cortinas verticales

Hoy te proponemos un modelo que, aunque lleva tiempo en el mercado, cada vez perfecciona más su apariencia y funcionalidad: las cortinas verticales.

¿Qué es una cortina vertical?

Está conformada por un conjunto de lamas giratorias o paletas que te permiten regular el paso de la luz de manera muy eficaz. A diferencia de las cortinas convencionales (confeccionadas en uno o dos paños de tela), cada tira larga y estrecha está pensada para que se pueda mover 180 grados de forma independiente.

Realizadas a medida, por su altura (cubren el espacio de techo a suelo) se enfocan, sobre todo, a vanos de gran tamaño; es decir, puertas correderas de cristal, ventanales amplios, etc. No obstante, hay modelos que también se adaptan a ventanas de dimensiones más pequeñas.

Una variedad de estas cortinas de lamas verticales son los paneles japoneses. Se diferencian de la cortina vertical en que los grandes paneles verticales se cruzan o sobreponen. Pueden fabricarse en muy diversos materiales; incluso, una misma pieza puede combinar distintos colores y tejidos.

En definitiva, en las cortinas de lamas verticales encontrarás el complemento perfecto para vestir tus ventanas aunando practicidad y estética.

Usos de las cortinas verticales

El primero y más obvio es el ya comentado: se utilizan para frenar el paso de la luz del exterior al interior de las estancias. Su capacidad para controlar la entrada de luminosidad en función de la hora del día las ha convertido en uno de los complementos más solicitados tanto en ámbito doméstico como laboral.

Pero aquí no acaban sus usos y aplicaciones. Otra forma de emplear estas cortinas de lamas verticales es a modo de separación entre dos ambientes como pueden ser el salón y el comedor. Basta con descorrerlas para que obtengas habitaciones independientes en momentos en los que requieras de una mayor privacidad.

Y si quieres devolver la diafanidad al espacio, solo tienes que plegarlas. En función del sistema que escojas podrás agruparlas a la izquierda, a la derecha, en el centro o a ambos lados.

Al ocupar muy poco espacio no resultan llamativas a la vista cuando están recogidas. Dan ese toque de intimidad sin recurrir a la pesadez que otorga una pared o puerta. Además, su simplicidad aporta un extra de sofisticación y elegancia.

Teniendo en cuenta que la personalización que puedes conseguir de las lamas alcanza niveles muy altos, es muy probable que encuentres un modelo de cortina vertical que se adapte perfectamente tanto a tu espacio como a tu gusto. visita esta tienda ahora

Tipos de tejidos en cortinas de lamas verticales

Aunque te parezca que todas las cortinas verticales son más o menos iguales, el tejido en el que están confeccionadas resulta capital a la hora de acertar en su elección. Veamos qué materiales suelen emplearse y los beneficios que reportan cada uno de ellos.

Tejido screen para tu cortina vertical

Uno de los materiales más valorados por los usuarios de cortinas y estores a medida es el screen. Este tejido técnico compuesto por PVC y fibra de vidrio garantiza una alta protección solar, dependiendo la incidencia de los rayos del sol de su grosor y factor de apertura. Este será el que determine también la visibilidad exterior que tengas desde dentro de casa.

Otra de las grandes ventajas del screen es que actúa como un aislante térmico de primera, pues no permite el paso del frío ni del calor.

Es el más sencillo de limpiar y mantener, puesto que las paletas de la cortina vertical repelen el polvo. Además, son ignífugas y tienen una alta perdurabilidad en el tiempo.

Tejido traslúcido

Esta es la alternativa perfecta para quienes busquen intimidad sin renunciar a la luminosidad. Te permite disfrutar de cada hora de luz natural, convirtiendo los rayos del sol en una suave claridad para que no resulten molestos. Aunque su nombre pueda confundirte, debes saber que ofrecen un aceptable nivel de privacidad, pues impiden que se vea la vivienda desde el exterior.

La amplia gama de colores y su relación calidad-precio hace que muchos propietarios se interesen por esta opción para sus cortinas de lamas verticales.

En lo que respecta a su mantenimiento, se puede pasar sobre la tela un plumero o la aspiradora para retirar el exceso de polvo.

Tejido opaco

Esta tela se caracteriza por tener un muy bajo porcentaje de apertura. Con ello, evita por completo la entrada de luz y aporta una total privacidad al interior. Una cortina vertical en este tejido es una buena idea si te preocupa que tu vivienda sea objeto de miradas indiscretas o si buscas descanso y oscuridad en el dormitorio.

Asimismo, permiten regular y mejorar el ahorro energético tanto en invierno como en verano.

Otras opciones que puedes encontrar en el mercado son las cortinas de lamas verticales de aluminio, madera o PVC. En definitiva, las cortinas verticales han sido y seguirán siendo una opción versátil, práctica y asequible para las ventanas grandes, las más difíciles de cubrir.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario