Cultura

Hipoacusia bilateral, todo lo que debes saber

La hipoacusia, también conocida como sordera, consiste en la disminución de la capacidad de audición en un oído. Cuando este problema se produce en los dos oídos se conoce como hipoacusia bilateral. Cuando la hipoacusia afecta a los dos oídos el problema puede ser mayor y, evidentemente resulta mucho más molesto que cuando se afecta a un oído solo.

Hipoacusia bilateral, todo lo que debes saber

Hipoacusia bilateral, todo lo que debes saber

Esta hipoacusia bilateral puede darse por diversos factores, desde infecciones víricas hasta el propio envejecimiento natural. Además de los diferentes factores, también existen diferentes grados que van desde leves a severos pasando por moderados. Estos pueden ir empeorando con el tiempo.

Sin embargo, no son todo malas noticias en lo que respecta a la hipoacusia bilateral. Afortunadamente la tecnología ha avanzado bastante y es posible encontrar soluciones auditivas en el mercado.

Precisamente por este motivo y, para mejorar la calidad de vida, es importante someterse a una audiometría para poder comprobar el estado de salud de los oídos.

Vamos a ver algunos de los síntomas más comunes con los que podríamos llegar a valorar someternos a una audiometría para ver hasta donde llega el problema.

Síntomas de la hipoacusia bilateral

Uno de los principales síntomas es la dificultad para seguir conversaciones. Este ha sido uno de los síntomas más comunes durante la pandemia de COVID. Debido a que las personas llevaban mascarilla, resultaba más complicado poder escucharlas y, además, se eliminaba por completo la ayuda visual a través de la cual podíamos entender mejor lo que decían leyendo sus labios.

En este caso los síntomas habituales son la necesidad de que te repitan varias veces determinadas palabras o frases. También podemos darnos cuenta que tenemos un problema si existe una conversación entre dos o más personas y tenemos dificultades para seguir la conversación. Los diferentes cambios en los tonos de voz de las personas pueden suponer una importante barrera para aquellos que sufren hipoacusia bilateral.

Otro síntoma con el que nos podemos dar cuenta es que tenemos la necesidad de poner el televisor o la música a un volumen más elevado para poder escuchar mejor. Así mismo, también tendremos problemas para percibir determinados sonidos agudos.

Si sientes que tienes cualquiera de estos síntomas es importante acudir al otorrino cuanto antes para que te pueda llevar a cabo una prueba que determine si padeces o no hipoacusia.

Diferentes grados de hipoacusia

Como hemos señalado anteriormente existen diferentes grados de hipoacusia. A pesar de que es perfectamente posible llevar una vida normal en los grados más leves, es importante poner remedio lo antes posible para evitar que estos puedan ir a peor.

Se trataría de un caso de hipoacusia leve cuando la persona tiene dificultad para seguir una conversación en espacios ruidosos. Como ves, perfectamente es posible superar este problema, incluso tratando de llevar la conversación a un espacio abierto, libre de ruido. Sin embargo, es importante empezar a tratar la hipoacusia desde este momento a pesar de que no pueda parecer tan importante.

La hipoacusia moderada ya nos impide seguir el habla sin contar con una prótesis auditiva. Este ya es un caso problemático que nos obliga a contar con una ayuda para tratar de llevar una vida normal. En el caso más avanzado, la hipoacusia severa, es posible que en lugar de una prótesis auditiva más potente se precise de un implante. Dependiendo de la gravedad de la hipoacusia se estudiará el caso.

Como prevenir la hipoacusia y su tratamiento

En ciertos casos será imposible prevenir la hipoacusia. Por mucho empeño que pongamos será imposible combatir los problemas de la edad, hereditarios o de lagunas enfermedades como la osteoporosis. Por otro lado, te recomendamos no exponerte a fuertes ruidos durante un tiempo prolongado, esto no es nada bueno para el oído.

Por lo que respecta al tratamiento aquí no existen pastillas o medicinas, simplemente la colocación de audífonos o implantes. Afortunadamente estos han evolucionado lo suficiente como para ser unos dispositivos de lo más discretos que te permitirán llevar una vida normal a pesar de que los tengas que llevar puestos.

La buena noticia es que la hipoacusia tiene solución por lo que no deberías de preocuparte en el caso de padecerla. Evita los factores de riesgo en la medida de lo posible y trata de llevar una higiene auditiva saludable para gozar de unos oídos sanos durante mucho más tiempo.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario