Sociopolítica

Hostias y misiles

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                

     La foto era toda una novedad. Al menos yo no había visto nada semejante. No se cuentas visitas a España han hecho mandatarios de otros países en su calidad de números dos de sus respectivos gobiernos, pero las que se hayan producido no han merecido, los visitantes, la misma atención que se le ha dispensado al Secretario de Estado del Vaticano, al número dos. Me da la sensación de que la foto será irrepetible, hasta tanto no se de, visto lo visto, otra visita del número dos del Vaticano.

     ¿Cuando hemos visto una foto de un número dos de cualquier otro Estado en la que se pueda ver a toda la plana mayor de las principales instituciones de nuestro país? Nunca. Allí estaban, con el Secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone,  en el centro de la foto, Zapatero, el rey, el príncipe heredero y Moratinos, a mi modo de ver faltaba uno: José Bono. No, como cristiano, que lo es,  eché en falta al presidente de la Cámara Baja, lo noté de menos como representante de la institución más representativa, para mí, de todos los españoles: El Congreso de los Diputados. A lo mejor no estuvo por que descuadraba la foto, ya que al ser seis el representante del Papa no quedaba ubicado en el centro del grupo.

    Para no ofender al número dos del Vaticano hasta se suspendió la presentación en las Cortes de un informe sobre la reforma de la ley del aborto, prevista para el mismo día de la visita. A mi no me parece esta suspensión un acto de respeto sino más de falta de lo que hay que tener para mantenerse en su sitio cuando uno está seguro de que lo que está haciendo es lo correcto y lo procedente. Me pareció más acorde con sus convicciones, que obviamente no comparto, las críticas que el enviado del Papa lanzo contra el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y Educación para la Ciudadanía, en la conferencia que dio sobre los “Derechos Humanos en el Magisterio de Benedicto XVI” en la sede de la Conferencia Episcopal. Nunca se puede renunciar, ni por respeto hacia alguien, a mostrarse firme en lo que uno cree que es conveniente para la sociedad. En esto el Secretario de Estado del Vaticano, los conservadores, ganaron, por goleada, a los progresistas. Cuando se baja la guardia ocurren estas cosas. No se por que pero a mi me da la impresión de que se le tiene más “respeto” al Vaticano que a las grandes superpotencias. Posiblemente sea por el hecho de que te pueden excomulgar que al temor a ser víctima de un misil. Puede que tenga más poder disuasorio el que te puedan excomulgar que la posibilidad de que te revienten empleando para ello el arma letal más sofisticada.

     Desde luego es real el hecho de que sientas un cierto temor cuando alguien te amenaza con darte un “par de hostias”. Por algo será. Lo de las hostias es muy serio.  Algo tendrá el pan cuando lo bendicen.

                                                  

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario