Cultura

Culpables

317094707_bd05a18a45

El mundo en el alféizar de la ventana, la némesis de la soledad tras la nimiedad de un cristal sucio que esconde un universo repleto de secretos por descubrir y un gato que intenta regresar a la tranquilidad del hogar.

Un hogar acogedor para el transeúnte sin rumbo fijo, para el vagabundo apátrida en busca de una idea que poder llamar suya, ideologías de bolsillo al alcance del mejor postor pero inaccesibles para los apartados de la sociedad.

Una sociedad que premia el triunfo por encima del esfuerzo, ajena a la diferencia nominal, lírica y metafórica entre el verbo ser y el verbo estar, herencia de la cultura anglosajona que todo lo gobierna.

Gobierna sin regulador omnisciente que controle la globalización, amalgama de ideas abstractas concretadas en forma de beneficio, para unos, no para todos, gestión ineficaz de los recursos.

Recursos suficientes, si quisiéramos, pero insuficientes, porque no queremos, preferimos poseer por el mero hecho de poseer, indiferentes a la necesidad, ajenos a la solidaridad, yo tengo, tú no, soy feliz, sin más preguntas que plantear.

Un planteamiento que nadie se atreve a hacer, porque exigiría culpables y todos sabemos que los culpables somos nosotros mismos, sin posibilidad de mirar hacia otro lado.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario