Cultura

La disfunción eréctil predice el riesgo de muerte

Un nuevo estudio muestra la relación entre la disfunción eréctil y el riesgo de muerte por infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y fallo cardiaco en hombres con enfermedad cardiovascular (ECV). La investigación, publicada en el último número de la revista Circulation, revela que los hombres con disfunción poseen el doble de probabilidades de sufrir un infarto de miocardio.

Los investigadores encontraron que los hombres con ECV y disfunción eréctil (DE) tenían el doble de probabilidades de morir por todo tipo de motivos y 1,6 veces más probabilidades de morir por causas cardiovasculares, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular u hospitalización por fallo cardiaco

Más concretamente, tenían 1,9 veces más probabilidades de morir por enfermedad cardiovascular; el doble de probabilidades de sufrir un infarto de miocardio; 1,2 veces más probabilidades de ser hospitalizados por fallo cardiaco; y 1,1 veces más probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular.

“La disfunción eréctil debería reflejarse con regularidad en el historial médico de los pacientes; podría ser síntoma de una aterosclerosis incipiente”, afirma Michael Böhm, principal autor del estudio y jefe de medicina interna en el Departamento de Cardiología y Cuidados Intensivos en la Universidad de Saarland (Alemania).

En el estudio de escala mundial, publicado esta semana en la revista Circulation, participaron 1.519 hombres que formaban parte de un subestudio sobre pacientes cardiovasculares. Los cuestionarios se entregaban en la visita inicial, al cabo de dos años y en la visita final tras un seguimiento de cinco años.

Los investigadores averiguaron que los pacientes con DE eran mayores y presentaban una mayor prevalencia de hipertensión, accidente cerebrovascular, diabetes y menos cirugías del tracto urinario que los que no padecían DE. Además, el 55% de los hombres tenían DE cuando empezaron a participar en los ensayos.

Se produjeron muertes por todo tipo de causas en el 11,3% de los pacientes que afirmaron padecer DE al principio, pero solamente en el 5,6% de quienes no la padecían o sólo en grado leve al iniciarse el estudio. El resultado primario combinado de muerte por causas cardiovasculares, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y hospitalización por fallo cardiaco se dio en el 16,2% de los pacientes con DE, frente al 10,3% de los pacientes sin DE o con DE leve.

“Es probable que la presencia de DE identifique a los individuos cuya enfermedad cardiovascular pueda estar mucho más avanzada de lo que hemos valorado con otros parámetros clínicos solamente”, explica Böhm. “La DE sirve para predecir de forma temprana la enfermedad cardiovascular. Los hombres tienen que considerarla un factor de riesgo más, al igual que la tensión alta y el colesterol”, concluye.

Fuente: SINC

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario