Cultura

Sobre los Fueros de Aragón donados a la Biblioteca Nacional

Sobre el manuscrito de los FUEROS DE ARAGÓN donado a la Biblioteca Nacional de Madrid

Ante la noticia aparecida en el periódico El Heraldo de Aragón (15 de enero de 2014) referente al manuscrito donado a la Biblioteca Nacional, respecto a la datación del mismo, manifiesto que dicho manuscrito no se puede fechar con certeza alrededor de 1247 por varias  razones.

El rey Jaime I se reúne en Huesca ese año, con otros mandatarios de Aragón, y encarga la redacción de los fueros a su pariente, el obispo de Huesca Vidal Canellas, especialista en leyes y formado en la prestigiosa Universidad de Bolonia. Obra que redactó en latín, punto en el que están de acuerdo la mayoría de los tratadistas, antes del año 1252 en que fallece.

color logo acala 100La documentación sobre Aragón de la época de Jaime I está casi toda escrita en latín, según se deduce de los documentos publicados por María de los Desamparados Cabanes Pecourt en “Documentos relacionados con Aragón de Jaime I” (2009).

En esa documentación aparece un documento, el 127, de 1258 en el que Jaime I “otorga que en los pleitos que se muevan en Teruel no haya abogados”, escrito en lengua muy parecida a la versión aragonesa del fuero de Jaca, muy poco semejante a la del manuscrito entregado a la Biblioteca Nacional de Madrid. En cambio el manuscrito donado presenta una lengua muy parecida a la castellana de la época con apócope en vocales finales –e y –o común al castellano medieval, al navarro, riojano y aragonés medievales. Los rasgos lingüísticos aragoneses que Miguel Carabias aduce son rasgos comunes al aragonés y al navarro medievales.

El investigador Juan Antonio Frago Gracia apuntó, en la introducción lingüística a la edición facsímil del Vidal Mayor (Huesca, 1989), que el traductor de la obra latina al romance aragonés o navarro del Vidal Mayor pudo ser Michael Lupi de Çandiu en el apartado “Del autor al traductor”. El J. Paul Getty Musseum anota que probablemente el traductor al español [del latín] fue Michael Lupi de Çandiu, entre 1290-1310 y al que cataloga en activo en Pamplona como escriba e iluminador entre 1297-1305.

Del análisis de lo publicado en dicho periódico -y de la fotografía facilitada por la Biblioteca Nacional– no hay razones convincentes para afirmar que este manuscrito es de alrededor de 1247, sino que debe de ser posterior a la traducción del copista Michael Lupi de Çandiu, ya que su lenguaje no corresponde con el de ningún documento de los publicados por María de los Desamparados Cabanes Pecourt en “Documentos relacionados con Aragón de Jaime I (2009) y por tanto al llamado lenguaje que varios tratadistas denominan de la “Chancillería de Jaime I (1208-1276)”.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario