Oopart: historia sin resolver o mera habladuría?

0
72

Los Oopart (Out of Place Artifact – Artefactos fuera de lugar) son objetos encontrados en sitios arqueológicos o paleontológicos imposibles de explicar dado el anacronismo que representan.

La mayoría de los ooparts conocidos consisten en objetos que no pertenecen a la época del yacimiento por ser demasiado modernos. Sin embargo, los métodos de datación revelan que estos objetos modernos son tanto o más antiguos que el lugar donde se encuentran. Cabe aclarar que el método de Carbono 14 no es apto para datar a la mayoría de los ooparts, ya que éstos carecen de material orgánico, sobre el cual trabaja dicho método.

Por supuesto que aquí entran en juego los investigadores esotéricos o metafísicos que afirman que esos objetos han sido depositados u olvidados por alienígenas (fundadores de la civilización humana) o por humanos que vuelven del futuro. En la vereda de enfrente, los más escépticos aseguran que el método de datación falló, o que se hace una interpretación errónea de estos objetos.

Entre los ooparts más curiosos, podemos citar los siguientes:
– el Vaso Fuente es centro de innumerables controversias. Descubierto en Bolivia, es un vaso que presenta caracteres cuneiformes propios de la antigua Sumeria. Aún no se ha podido explicar su anacronismo.

– En Perú se han descubierto las Piedras de Ica, decoradas con supuestas ilustraciones de dinosaurios y artefactos tecnológicos, aunque hoy en día se la cataloga como fraude.

– En la localidad de Ottosdal, Sudáfrica, sobre suelos precámbricos de más de 2800 millones de años, han sido encontradas Las Esferas de Klerksdorp, bolas de metal con finos surcos. Tampoco se ha podido explicar su anacronismo, aunque muchos las catalogan también como fraude.

– Incrustado en una roca escocesa procedente del Devónico (Mesozoico, 408 millones de años atrás) se encontró el Martillo de Kingoodie. Su presencia allí aún no ha sido justificada.

– En la antigua Saqqara, Egipto, se descubrió el Pájaro de Saqqara tallado en madera en 200 aC. Los arqueológos aseguran que es la representación de un pájaro, mientras los seguidores de ciencias metafísicas aseguran que se trata de una réplica en miniatura de una nave espacial.

– El Artefacto de Coso es una bujía que se encontraba dentro de una roca en California. Se ha demostrado que luego de años olvidados, los objetos pueden llegar a ser cubiertos por capas de sedimentación y roca blanda. No faltan quienes aseguran que es un producto alienígena, pese a ser similar a las bujías de un camión de 1920.

Como podemos ver, las corrientes que intentan explicar estos objetos son contrarias. No hay razón alguna para adjudicar su autoría a visitantes extraterrestres, aunque también debemos reconocer que muchos no han sido resueltos… y esto aumenta aún más el misterio que los rodea.

Extraído de http:universobabel.blogspot.com – Blog personal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here