Caprichosa aritmética electoral

3
40

(Elecciones Generales, Marzo-2012)

 

La mayoría de los socialistas confian que su vicepresidente primero y copresidente en funciones, Pérez Rubalcaba, indiscutiblemente, ganará las primarias si llegan a celebrarse y , manejando todo el aparato, algo que hace como nadie, con cierto optimismo, podrían moverse en un arco entre 150 y 160 diputados de los 350 que componen el Congreso.

 

Obviamente, para seguir gobernando, tendrían que recurrir a una coalición con los nacionalistas CIU y PNV, que en caso de obtener el mismo número de diputados que en el 2008, 11 y 6, respectivamente, formarían una mayoría relativa pero suficiente para que el PP continuara otros cuatro años en la oposición, que Rajoy, con sus 55 años y los dos intentos anteriores no soportaría. Tal planteamiento exige que el Partido Popular logre como mínimo 176 diputados (mayoría absoluta).

 

Rubalcaba, ministro “multiusos”, que de tonto no tiene ni un pelo, nunca mejor dicho, sabe perfectamente que en las próximas generales, para que funcione su estrategia, el PSOE no puede perder mas de 10-15 escaños de los 169 que mantiene en la actual legislatura, frente a los 153 del PP.

 

No es ningún secreto que las finanzas de los nacionalistas catalanes están muy deterioradas por efecto de los derroches realizados por el anterior “tripartito”, y para recuperar el equilibrio económico, sería necesario firmar el  “Pacto Fiscal” con el Gobierno, tal como propugna Artur Mas.  En cuanto a las negociaciones con el PNV serían más complejas, pero aun así, el vicepresidente podría “prometerles” su regreso al Gobierno Vasco en las autonómicas del 2013.

 

Sin duda, los barones socialistas, protestarán por las concesiones a CIU y PNV, pero si de dicha política de entregas depende seguir detentando el Gobierno de la Nación, durante otra legislatura más, justificaría tal trato de favor.

 

En el PSOE tienen muy claro que si alguien puede realizar todo este tipo de complejas maniobras, esa persona es Rubalcaba, a no ser que durante el tiempo transcurrido hasta el 2012, saltase algún escándalo de tal magnitud, relacionado con el 11-M o el caso “Faisán”, que le obligase a dimitir; algo muy improbable. Además, el Gobierno ya viene negociando con CIU y PNV desde tiempo atrás y marginando totalmente al PP (Comisiones: Nacional de Competencia, Energía, etc.)

 

Para el Partido Pupular, las claves electorales son totalmente distintas y su cometido principal deberá centrarse en desmantelar los dos “viveros” del PSOE, Andaluciía y Cataluña que aportaron a los socialistas 36 y 25  diputados cada una. El obejetivo es reducir esas cifras en ambas Comunidades y que el Partido Socialista ronde los 140 escaños.

 

Otro aspecto a destacar, siempre en torno al mismo personaje, Rubalcaba, es su gran instinto para mantenerse en el poder, entre otras razones, a su edad, tener que dedicarse a hacer oposición, le supondría un tremendo fracaso. Si decide afrontar el reto es por que intuye posibilidades y hará lo indecible y a cualquier precio para alcanzar la Presidencia del Gobierno y suceder a Zapatero, al cual moverá como una marioneta y en el sentido y dirección que más le convenga. Para ejercer de “Jefe de la Oposición” y con 61 años mas le vale retirarse con todos los honores y que sea otro quien asuma la papeleta.

 

Todo augura que viviremos una campaña electoral en autonómicas, municipales y generales muy dura y plagada de enfrentamientos y descalificaciones de todo tipo. La “Ley Mordaza” ya está en macha con la intención de controlar a los medios, esencialmente las televisiones incluidas las privadas, sin preocuparles lo más mínimo si se perjudica al ciudadano, algo que atenta contra nuestra propia Constitución (Art. 20).

 

Para finalizar, con independencia de los resultados que aparecen en las encuestas, (algunas las carga el diablo), ya comienza a instalarse entre los votantes la sensación de que la presunta victoria de los “populares” en las elecciones del 22 de mayo, no será ningún paseo triunfal, con sorpresas incluidas. Habrá desplome socialista, pero….¿hasta el punto que vaticinan los sondeos de opinión?…¡¡Tiempo al tiempo!!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here