Economía

Rubalcaba, el táctico

Se avecinan meses apasionantes desde el punto de vista de táctica política porque Rubalcaba, un maestro en estos juegos de las cloacas del poder, está dispuesto a minimizar las pérdidas del PSOE y, ¿quién sabe?, tal vez intentar dar un zarpazo a Rajoy, arrebatándole la Presidencia.

La clave para el triunfo de Rubalcaba pasa inexorablemente por su capacidad para movilizar al votante de izquierda, ese mismo que se abstuvo o votó en blanco en las pasadas elecciones autonómicas o municipales y que acabará determinando el ganador de las elecciones generales.

El PP tiene asegurados sus 10 millones de votantes porque su electorado es siempre fiel, mientras que el PSOE oscila en función de su gestión, ya que sus simpatizantes son de carácter crítico y suelen penalizar la mala gestión, como le pasó a González y les ha pasado ahora en las pasadas elecciones.

Por ello Rubalcaba ha iniciado toda una guerra reivindicativa de izquierdas para calar entre esta deriva de izquierda de su electorado. Su primer ondanada ha sido contra las entidades financieras, a las que ha responsabilizado directamente de la crisis económica. Él, comedido por convicción y defensor siempre de posiciones más centristas, actúa ahora como el Alfonso Guerra de los mejores tiempos.

Y esto sólo es el principio, Rubalcaba tiene que seguir incidiendo en las ideas tradicionales de la izquierda, y para ello el movimiento 15-M le ha venido de perlas ya que le pondrá el programa electoral en bandeja. No tendrá más que adaptar al lenguaje político, es decir, farragoso y nada concreto, las propuestas del movimiento de ‘indignados’.

La cuestión estará entonces en saber hasta que punto su electorado se lo cree, si le ve venir, o si le cree viéndole venir. Yo, de momento, me limitaré a disfrutar de los movimientos tácticos de un maestro en la materia.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario