El zorro y las gallinas

0
52

Muchas veces ponemos al zorro al cuidado de nuestras gallinas.

Separación – Divorcio

El viernes día 29 de Enero asistí a una reunión de divorciados. Estábamos en la sala unas 20 personas hablando de nuestro tema “las separaciones”. Una mujer recién llegada al grupo con dos amigas más, también separadas, tomó la palabra y nos estuvo explicando con pelos y señales lo malo que era su marido y lo buena que era ella. Cuando acabó, la gran mayoría de los asistentes le dieron la razón. Se preguntaban cómo es que no se había separado antes. Viendo aquella unanimidad en la injusticia, dije: No pongo en duda lo que dice esta señora, pero, creo que estamos cometiendo un grave error al condenar a su marido sin haberle dado la oportunidad de defenderse. Y como no somos jueces, ni creo que tengamos la oportunidad de escucharle; por lo tanto, creo que lo más prudente sería no emitir juicios precipitados y limitarnos ha oír su versión de los hechos sin más.

Una vez acabé mi intervención, todos empezaron a increparme con cara de enfado. Sinceramente, después de haber vivido mi separación y otras muchas, creo estar en posición de decir que la responsabilidad de los divorcios no solo recae en los matrimonios, sino que a veces, también contribuimos con nuestras opiniones a que la pareja se separe. Quiero decir: los amigos, la familia, conocidos e incluso extraños a los que alguna vez, movidos por las dudas y el dolor, se nos abrieron para desahogarse. Es arriesgado pedir consejo porque nunca sabes si tiene buena intención la persona a quien consultas. Y es arriesgado darlos, porque uno podría lamentar el haber contribuido a la desgracia de otro ser humano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here