Como corregir la hipermetropía con cirugía refractiva

0
385

Se conoce como cirugía refractiva láser al procedimiento con el cual se pretende eliminar o reducir considerablemente la dependencia de gafas o lentillas, eliminando así todos los defectos refractivos oculares, estos defectos son la hipermetropía, miopía y el astigmatismo.

Estos problemas oculares son muy comunes hoy en día, sobre todo en personas que trabajan con pantallas de ordenador, dispositivos móviles, tablets, etc. Aún así hay muchas personas que se preguntan que son realmente estos defectos y pueden llegar a afectar, por eso hoy vamos a centrarnos en explicar qué es la hipermetropía y como puede remediarse.

Como corregir la hipermetropía con cirugía refractiva láser

Conocemos la hipermetropía como un problema o error visual donde la persona de forma general tendrá problemas de visión a una distancia corta. Se dan casos que a partir de una avanzada edad puede verse borrosos objetos lejanos.

Por otro lado, los niños que sufren hipermetropía no van a presentar disminución de su agudeza visual, pues esta será compensada con la acomodación, esta acomodación se da cuando el cristalino incrementa su potencia, aumentando su espesor y curvatura por la contracción que lo rodean, este tipo de esfuerzo llamado acomodación puede producir dolor de cabeza, fatiga visual o incluso retrasos en el aprendizaje.

Qué defectos visuales corrige la cirugía refractiva

Estos son los defectos oculares que pueden corregirse gracias a la cirugía refractiva:

  • Operación de miopía: este problema ocular hace que la persona que lo padece vea borroso a largas distancias. Suele empezar a manifestarse en la infancia, y puede ir aumentando hasta los 20-24 años.
  • Operación de hipermetropía: este defecto ocular provocará en la persona que lo padezca problemas en la visión a corta distancia.
  • Operación de astigmatismo: por último este defecto de visión hará que la persona que lo padezca vea borroso a corta, media y larga distancia.

En estos tres casos hay varias formas de corregir dichos defectos, la primera y con cirugía laser y la segunda es con la implantación de un lente intraocular. Esta segunda opción deberá ser considerará por tu oftalmólogo, ya que tendrá que revisar el espesor de la cornea, graduación e incluso la edad del propio paciente antes de nada.

Pruebas preoperatorias para la cirugía refractiva

Antes de realizar ningún tipo de intervención, el oftalmologo deberá hacer diferentes pruebas para preparar la cirugía. Estas pruebas son:

  • Tonometría (Mide la tensión ocular)
  • Graduación de la vista
  • Graduación de la agudeza visual
  • Diagnostico de los segmentos posteriores del ojo
  • Diagnostico de los segmentos anteriores del ojo
  • Pormenorizado estudio ocular

Estas pruebas llamadas “pruebas preoperatorias” darán una idea clara sobre el estado de la cornea que se va a tratar, ayudando así a crear un plan de cara a la intervención.

Además es muy importante que el paciente que vaya a someterse a este tipo de tratamientos no usen lentillas flexibles durante la semana anterior a la intervención, y 3 semanas si usa lentilla rígidas.

Qué técnicas existen en la cirugía refractiva

Existen diferentes tratamientos dentro de la cirugía refractiva, estos son los más utilizados y los que seguramente puedas encontrarte:

  • Tecnología láser Femtosegundo: Esta es la más usada y la que casi siempre pueden ofrecerte en las clínicas a nivel mundial. Es la más segura y con mayor precisión.
  • ICL (Lentes Intraoculares Fáquicas): Esta segunda técnica es usada en jóvenes que tienen defectos visuales graves teniendo así una alta graduación en hipermetropía, miopía. También se usa cuando las córneas del paciente son excesivamente finas.
  • Técnica PRK / Lasek: Este tratamiento se realiza a personas que tienen un fino espesor de la córnea o que practican ciertos deportes donde el contacto es necesario.

Este tipo de pruebas pueden realizarse a cualquier tipo de paciente que tenga los defectos de visión que anteriormente hemos comentado, únicamente los pacientes que tengan queratocono no podrán someterse a dichas pruebas.

Finalmente, el postoperativo de la cirugía refractiva es muy eficaz y rápido. Un paciente que se ha sometido a este tipo intervención, podrá disfrutar de una visión buena e incluso mejor que lentillas o gafas después de unas 24 horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here